CONSULTORIO DEL ALMA: CUENTA CONMIGO; Psicoanálisis, política y ciudadanía | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x

CONSULTORIO DEL ALMA: CUENTA CONMIGO; Psicoanálisis, política y ciudadanía

psiconalisis
Foto(s): Cortesía
Redacción

Jesús Antonio Martínez Carrasco

 

¿Por qué la guerra, Freud? 

Última de tres partes

 

Cuando Albert Einstein decide embarcarse en esta travesía trazada por la Liga de las Naciones, me hace pensar si él tenía claras las intenciones de dicha Liga o lo que ocultaba atrás de esta. En esta época, el Premio Nobel de Física 1921 se encontraba en el cenit de su vida, referente a nivel mundial por las aportaciones en su área y su carácter intrépido.

La mente brillante 

Einstein va a decir en las líneas que le escribe a Freud sobre la incapacidad cada vez mayor; de los políticos, gobiernos, militares, para poder resolver el tema de guerra y que ahora recurren a otras instancias para poder conocer las perspectivas de esos otros. El físico va a reconocer sus limitaciones y le pasará la estafeta a Sigmund Freud con las siguientes palabras:

“En lo que a mí respecta, el objetivo habitual de mi pensamiento no me lleva a penetrar las oscuridades de la voluntad y el sentimiento humanos. Así pues, en la indagación que ahora se nos ha propuesto, poco puedo hacer más allá de tratar de aclarar la cuestión y, despejando las soluciones más obvias, permitir que usted ilumine el problema con la luz de su vasto saber acerca de la vida pulsional del hombre. Hay ciertos obstáculos psicológicos cuya presencia puede borrosamente vislumbrar un lego en las ciencias del alma, pero cuyas interrelaciones y vicisitudes es incapaz de imaginar; estoy seguro de que usted podrá sugerir métodos educativos, más o menos ajenos al ámbito de la política, para eliminar esos obstáculos”. 

 

 

Las caras de la política

Hay dos cosas que llaman mi atención de todo esto. La primera es con quién se busca respuestas al cuestionamiento del por qué la guerra y la contestación no se escudriña en la misma Liga de las Naciones, con la clase política que lleva muchas veces el destino del mundo, con referentes emblemáticos de la filosofía positivista.

Por el contrario, se explora en una ciencia recién nacida, que no fue vista como tal desde sus orígenes. Se le consulta al padre del Psicoanálisis, quien nos brindará su respuesta ante el planteamiento.

La segunda es cómo se mueven los que hacen la política para poner a otro a hacer el trabajo de “limpiar la casa” después de haber hecho lo necesario para obtener el resultado deseado; colonizar territorios, saquear recursos naturales, invadir países por citar ejemplos.

 Otro organismo que muestre la cara de preocupación y cuestionamiento ante tales o posibles actos. ¿Se pudiera hablar de asear después de 10 millones de personas muertas en la primera guerra mundial y lo que vendría en la segunda?  ¿Por qué este organismo invita a Einstein? ¿Y por qué éste responde sin aspavientos en medio de los antecedentes internacionales y lo que se vislumbraba que pudiera pasar?

Pensar en la idea de Einstein que la clase dominante va a resolver o entrar a analizar de forma honesta del por qué la guerra, sería darse un balazo en el pie o escupir al cielo. Las guerras en el mundo por el control político y económico sobre otros, fundamentalmente, no tienen la preocupación por los costos humanos; la prioridad es otra y los estragos a la humanidad quedan excluidos.

Síguenos en Facebook: Instituto de Estudios e Investigación Psicoanalítica A.C.-INEIP o llámanos al 951 244 70 06 / 951 132 85 34.

[email protected]

 

"De vez en cuando, las palabras deben servir para ocultar los hechos".

"El príncipe", de Maquiavelo

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.