Pasar al contenido principal
x

De Oaxaca a Monterrey, se llevaban a los niños a trabajar y usar armas

Tomás Martínez

A los niños que habían engañado en Tlacolula de Matamoros los iban a trasladar a Monterrey, Nuevo León.

Ahí, les pagarían la cantidad de ocho mil pesos quincenales y su trabajo sería de vigilar el patrullaje de elementos de la Policía Municipal y además enseñarles a usar armas de fuego y los operadores en la ciudad de Oaxaca son identificados como Gaby y el Moreno.

El adolescente que fue el señuelo para conocerlos a través del videojuego contó a uno de los policías que Gaby y el Moreno son los que pretendían llevarse los niños a Monterrey, donde iban a trabajar.

Para lograr convencerlos, desde hace días, el señuelo invitaba a los niños para jugar y les presumía que ganaba mucho dinero y enseñaba el fajo de billetes.

Por ello, los adolescentes habían aceptado reunirse el sábado para viajar a las 23 horas a la Ciudad de México y posteriormente al norte del país.

Fueron los padres de familia y policías municipales de Santa Lucía del Camino quienes hallaron a los niños, ya que el agente del Ministerio Público de Tlacolula de Matamoros les indicó que tenían que esperar 72 horas.

La situación jurídica de Miriam, la única detenida en la casa ubicada en Avenida Ferrocarril se determinará en las próximas horas.

Sobre el caso, la Fiscalía General del Estado indicó que luego de recibir la denuncia de no localización de las personas -cuyas edades oscilan entre los 11 y los 14 años-, la FGEO, a través de la Vicefiscalía General de Atención a Víctimas y a la Sociedad, intervino desde el primer momento en coordinación con las familias de las personas no localizadas para realizar labores de búsqueda y difusión de Fichas de Localización.

Tras la localización de los menores de edad - encontrados en un domicilio ubicado en el municipio de Santa Lucía del Camino- fueron restituidos de manera inmediata con sus familias; enseguida, se inició la carpeta de investigación 33350/FVCE/TLACOLULA/2021, que está en el plazo ministerial de integración por la probable comisión del delito de trata de personas.