"Virgen de Juquila nos llena de gracia": arzobispo de Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x

"Virgen de Juquila nos llena de gracia": arzobispo de Oaxaca

celebran_dia_virgen_de_juquila
Foto(s): Octavio Vélez Ascencio
Octavio Vélez Ascencio

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, llamó a los católicos a llenarse de gracia de la Inmaculada Virgen de Juquila y regresar a su hogar a hacer la voluntad de Dios.

“Allá tenemos que llenarnos de gracia, allá tenemos que ser responsables”, asentó.

Durante la homilía de la celebración eucarística, oficiada en el Santuario de Santa Catarina Juquila, el pastor religioso afirmó que los creyentes deben hacer la voluntad de Dios en sus hogares y ahí practicar las virtudes.

“Llénense de gracia, para que pueda ir a hacer feliz a las personas con las que viven”, agregó.

Asisten cientos de fieles

Ante cientos de fieles llegados de diferentes estados del país, sostuvo que quienes están llenos de gracia, llenan de paz a quienes están a su alrededor.

“Los que están llenos de gracia son una luz, son una luz en medio de estas tinieblas del mundo. Los que están llenos de gracia le dan sabor a la vida y hacen agradable la vida”, añadió.

Expuso que los católicos necesitan hacer feliz a los demás y sobre todo, seguirse realizando como personas, para crecer en el amor de Dios y en el amor a la madre de Dios.

“Eso, es lo que quiere Dios y nuestra madre”, recalcó.

Pero, también pidió a los creyentes llenarse de humildad y así evitar la soberbia, porque van a sentir que no necesitan de nadie y se irán alejando de Dios.

“Se va a ir apartando de Dios por su soberbia y se va a ir sintiendo solos, porque ustedes mismos está rechazando a los demás, porque piensan ‘los demás no son como yo, no son de mi clase, no son de mi altura’ y los van despreciando”, aseveró.

De esta manera, aseguró que los católicos no deben perder su sencillez y humildad para permitir a Dios seguir haciendo maravillas en su persona.

“Sigan siendo humildes, aquí están los humildes de corazón, encontrándose con Dios y con la madre de Dios”, reiteró.

Además, exhortó a los creyentes a seguirse respetando y valorando como personas, especialmente los hombres a las mujeres.

“Respetémoslas, valorémoslas. Acá estamos, frente a la gran mujer, la madre de Dios. En el caminar, nos vamos encontrando con mujeres que son madres y merecen nuestro respeto. Son mujeres que por el llamamiento de Dios serán madres y tienen que ser respetadas y valoradas por nosotros”, refirió.

Aparte de esto, resaltó que los católicos no deben dejar pasar mucho tiempo para recibir esa gracia, porque su corazón se puede ir endureciendo y olvidándose de pedir perdón y de buscar la misericordia de Dios. 

“No ponga a prueba eso. Ojalá pronto se ponga en paz con Dios, se reconcilie con Él, acepte su realidad de pecador y sus errores, tome conciencia de ellos y dígale a Dios que los perdone en la persona de un sacerdote, con la humildad de corazón”, apuntó.

Vázquez Villalobos también dijo que los peregrinos quienes acudieron al Santuario de la Inmaculada Virgen de Juquila llegaron a encontrarse con la ternura de una madre y no de paseo o como turistas.

“Han venido en busca de esa madre, que está llena de ternura, de amor y que la invocan con frecuencia. No han venido a turistear, no han venido y recorrido el camino, porque no tengan otras cosas que hacer. La fe los ha traído aquí,  por el amor a Dios y por el amor a la madre de Dios. Vinieron a este Santuario a contemplar a la Madre de Dios y decirle ‘gracias, madre mía, por todo lo que has hecho por mí. Gracias madre mía por todo lo que haces por mi familia, gracias porque me has alcanzado estos favores y bendiciones de Dios. Gracias, madre Inmaculada de Juquila’”, finalizó.

 

 

Pedro Vázquez Villalobos

"Los que están llenos de gracia le dan sabor a la vida y hacen agradable la vida".

Arzobispo de Oaxaca

 

 

A detalle

8
de diciembre, fiesta patronal.
1630
es el año de edificación de la primera capilla de Juquila.
1784
la imagen es llevada a la cabecera de Juquila.
13
de febrero de 2014, coronación de la imagen.

 


Una historia de fe


-En 1552, el fraile dominico Fray Jordán de Santa Catalina visitó la zona auxiliándose de un campesino a quien educó según los principios de la religión cristiana. Luego de terminar su ministerio, y como gratitud por los servicios recibidos, el fraile obsequió al labriego la imagen de la Purísima Concepción hecha de madera y tallada en España, encargándosela encarecidamente.
 

-En 1630, el hombre instaló la imagen en una pequeña capilla de madera en Amialtepec y desde que llegó a este pueblo fue sumamente venerada por cumplir las peticiones que le hacían.
 

-En 1633, el templo en la cual se encontraba se incendió quedando reducido a cenizas, pero la imagen sobrevivió, salvo por su rostro que quedó algo ennegrecido.
Intentaron devolverle el color original, pero no se pudo y entonces se creyó que era la voluntad de la virgen tener ese mismo color de piel que sus especiales devotos.
 

-Para 1784 la Virgen fue llevada a la cabecera de Juquila donde se edificó su santuario.
El 13 de febrero de 2014, el Papa Francisco concedió la coronación de la imagen.

 

 

La imagen


Mide 30 centímetros de altura y 10.5 centímetros en la parte más ancha de la base. 

Está tallada en madera policromada y permanece resguardada.

 

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.