Pasar al contenido principal
x

MACO cambia de nombre: así será el nuevo museo de Oaxaca

MACCO-Oaxaca-victor-cata
Foto(s): Carina Pérez García
Carina Pérez García

En días pasados, la Secretaría de las Culturas y las Artes del Estado de Oaxaca lanzó una convocatoria que ha causado revuelo en redes sociales por las dudas sobre qué pasará con el inmueble, acervo, la imagen, nombre y futuro del que fuera conocido como Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO). 

Al respecto, el titular de esta dependencia, Víctor Cata, respondió y aclaró estos temas y habló de los pormenores para el que ahora será el Museo de Arte Contemporáneo y de las Culturas Oaxaqueñas (MACCO).

La mañana es fresca y da tregua al calor que se ha sentido en la ciudad. La entrevista transcurre en el interior de la Biblioteca Pública Central “Margarita Maza”, localizada en la calle Macedonio Alcalá, a escasos pasos del museo, el cual desde el pasado 23 de mayo de 2024 fue entregado de manera protocolaria por la Consejería Jurídica y Asistencia Legal del Gobierno del Estado a la Seculta.

Cabe recordar que en junio del 2023, el Gobierno del Estado asumió legalmente la rectoría del MACO, que anteriormente administraba la Asociación Civil Amigos del Museo, y el cual se había mantenido cerrado por meses debido a un conflicto laboral entre la Asociación Civil y personas que laboraron en el museo.

 

La colección

-¿Qué va a pasar con la colección?

-Como bien saben, el 23 de mayo se me entregaron las instalaciones del museo, así como un listado dividido en dos partes en donde se habla de las obras que están dentro del museo que está en Alcalá y también del mobiliario. A partir de esa fecha, tengo 30 días para cotejar que esté materialmente todo lo que aparece en el listado.

"A partir de esa fecha me puse en contacto con el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), del cual depende el Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), pues ellos son especialistas, sobre todo porque me interesa ver cuál es el estado de las obras; ellos ya están trabajando en el museo. Otra de las rutas fue pedirle a Fernando Molina Fernando Herbert, director general del Instituto del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca (Inpac), que valorara en qué estado está la infraestructura del edificio.

"Otra de las rutas fue que el departamento de recursos de la Seculta valorara que el mobiliario que se describe en el listado que se me entregó, también realmente esté. Quiero hacer una labor exacta, así que estamos en ese proceso. Una vez que concluyan los 30 días, ya tendré un informe con pruebas y datos exactos y  concretos; con gusto se los compartiré.

"Por otro lado, se me entregó otro listado que se encuentra físicamente en lo que llaman la bodega, localizada en la calle 21 de Marzo, en la colonia Unión y Progreso; ahí también entró personal del Cencropam, con personal de la Seculta y ya estamos trabajando.

"He de señalar que son tres edificios que pertenecen al museo: el de la calle Macedonio Alcalá, el de la calle 21 de Marzo en la colonia Unión y Progreso, y el de la calle de Abasolo, conocido como El Chamaco.

"Tanto la bodega como El Chamaco están bajo el resguardo de la Fiscalía del Estado; entonces, para entrar ahí yo tengo que pedir permiso, es por ello que entramos el día 30 de mayo porque esperamos a que nos respondieran".

-¿Qué acción tomará la Seculta después de esta evaluación y cotejo?

-Mi preocupación ahorita es ver el estado de las obras, del inmueble y de una vez también ya vamos trazando una ruta para abrir con exposiciones. A su debido momento les hablaré con detalle de qué es lo que vamos a hacer ahí. 

-¿Qué va a pasar con los trabajadores del museo a quienes hasta ahora no se les ha pagado? 

-Desde que yo tomé la rectoría de la Seculta, en los primeros meses, me reuní con ellos y ellos están conscientes de que no tienen un vínculo laboral con la Secretaría de las Culturas, sino con la asociación civil Amigos del Maco. De hecho, siete de los ex trabajadores han presentado su queja ante la Junta de Conciliación y Arbitraje y su proceso sigue.

"Nosotros como Secretaría de las Culturas no podemos contratarlos ni restituirlos, puesto que nunca tuvimos un vínculo laboral con ellos. Respetamos su lucha y sí, efectivamente se les adeuda, pero esa deuda la contrajeron con la asociación civil, no con nosotros". 

Víctor Cata recordó que la Seculta le dio al MACO, aún abierto al público, cuatro millones de pesos para uso exclusivo de exposiciones, apoyo que se suspendió en el año 2019, con la pasada administración, la cual lo suspendió porque no se estaba ocupando para lo que realmente estaba destinado este recurso, afirmó el titular.

-¿Quién operará el museo y qué pasará con el acervo?

-Tanto la colección de la Bienal Tamayo como el acervo pertenecen al mismo; si hay dudas lo resolverá el área jurídica; me parece que sí hubo resistencia de parte de la Asociación Amigos del MACO para entregar las obras, por eso es que catearon los espacios, pero ahora que regresaron todas las obras, estamos cotejando que estén. 

"Respecto a los tres autores que estaban en espera de que sus obras fueran expuestas, así como las que ya estaban montadas, ya las entregamos: de Tania Bello había 12 obras; de Susana Wald, 20 obras y de Patricia Belli tres obras; ellas hicieron la gestión y no fuimos nosotros como Secretaría los que devolvimos porque no tenemos esa facultad debido al proceso jurídico; por ello, las instancias encargadas lo resolvieron. 

Cambia el nombre del Museo

-Ahora que lanzaron la convocatoria para el logo nos dimos cuenta de que el nombre del museo cambiará; ¿cuáles son las razones?

-Sí, se debe a que tanto el logo del MACO como el nombre del mismo están registrados ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y los titulares son los Amigos del MACO; respecto a ello, la Consejería Jurídica me informó que ellos no van a ceder los derechos, entonces nosotros como Secretaría de las Culturas no podemos abrir un espacio usando un nombre y un logo que están en litigio.

Es por ello que para poder abrir necesitábamos ver con qué nombre arrancar y tenía que ser un hombre que no se separara del espíritu del museo, porque no solamente es el nombre, sino el espíritu con el que fue creado el MACO; así que no podíamos partir de que fuera un Instituto de Arte Contemporáneo porque ya cambia las siglas, ni que fuera un Centro de Arte Contemporáneo porque cambia, entonces qué era lo más cercano, pues: Museo de Arte Contemporáneo y de las Culturas Oaxaqueñas.

Este museo fue creado para dar a conocer lo que está sucediendo en el área de la plástica oaxaqueña, pero también con una visión universal de ver qué está sucediendo en el mundo en el plano nacional y de las culturas oaxaqueñas.

Así como un reconocimiento al origen y a la identidad de tantos pintores oaxaqueños que se inspiran en la cosmogonía y en la visión de todo lo que representa a las culturas oaxaqueñas para nuestro estado, lo tomamos en cuenta. No en balde fue modificado el artículo segundo de la Constitución para que se le dé justicia a esta raíz étnica, pero también estamos muy cerca de ese espíritu. No estamos alejados de cómo fue creado el MACO, seguimos con esta línea de que pues, además, es de los pocos y no el único museo que tenemos en Oaxaca.

Racismo y discriminación

-¿Por qué agregar el tema de culturas oaxaqueñas al nombre de este museo?

-Sí, hemos leído que muchos tienen el temor de que si van a ver artesanías ahí y yo ahí lo que veo también es un racismo y una discriminación, como si la artesanía fuera lo peor que hay y no.

"Yo sigo la línea del maestro Guillermo Bonfil Batalla, sobre que no hay alta ni baja cultura, que sólo hay cultura. Muchos de los artistas oaxaqueños están sostenidos por las culturas originarias de nuestro estado. Esta convocatoria para diseñar el nuevo logo estará abierta hasta el 19 de junio". 

El titular de la Secretaría de las Culturas y las Artes aclaró por qué en la próxima apertura del ahora MACCO no se podrá utilizar su anterior nombre, ni el logo que diseñó Vicente Rojo porque entrarían en un asunto de plagio. Sobre el equipo que estará operando el museo prefirió reservar la información, ya que la prioridad, dijo, es cotejar los bienes muebles y el estado del inmueble.


Lo que debes saber

La sede del MACCO es una casa antigua construida a finales del siglo 17 y principios del 18 por las familias Lazo de la Vega y Pinelo, cuyo escudo de armas preside la fachada; popularmente, el edificio es conocido como "la casa de Hernán Cortés".

Con los años, la casona de las familias Lazo de la Vega y Pinelo pasó a manos de distintos propietarios, hasta que el Gobierno del Estado la adquirió en 1986, para instalar en ella el Museo de la Ciudad. 

Seis años después, el 28 de febrero de 1992, la iniciativa conjunta de artistas, ciudadanos y autoridades, dio un nuevo uso al inmueble con la creación del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca.


El apunte

Francisco Toledo y los Amigos del MACO fundaron este espacio en 1992. 

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.