¿Cómo limpiar a fondo tu freidora de aire? Te damos trucos infalibles | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
feidora-de-aire
Foto(s): Cortesía

¿Cómo limpiar a fondo tu freidora de aire? Te damos trucos infalibles

Aleyda Ríos Chavela

Sin duda, las freidoras de aire son aparatos que están cada vez más presentes en nuestras cocinas. Conocides también como “air fryer” o freidora sin aceite es un invento que permite cocinar multitud de alimentos de manera más saludable, sin utilizar aceite o en muy poca cantidad.

En un mundo donde la salud se ha convertido en algo primordial, era de esperar que su auge fuera inminente. Pero, como cualquier otro electrodoméstico, ¡también se ensucia! ¿Ya tienes en tu casa freidoras de Avera, pero no sabes cómo limpiarla?

En el post de hoy, te contamos cómo limpiar tu freidora de aire de manera sencilla y con muy poco esfuerzo. ¡Mantente atento porque te vamos a contar el paso a paso!

Los 3 pasos a seguir para limpiar tu freidora de aire

Como adelantábamos anteriormente, las freidoras de aire se han convertido en unelectrodoméstico imprescindible y su demanda aumenta cada vez más. Su facilidad de uso y su funcionamiento hacen que cada vez más personas se decanten por esta opción para obtener alimentos bien crujientes.

Sin embargo, para que funcione como es debido es clave que cuente con una buena limpieza, ya que la suciedad acumulada puede dar lugar a fallos en el aparato y estropear los alimento que en él cocinamos.

En este sentido, es importante que conozcas qué elemento de la freidora de aire puedes limpiar y cuáles no. Como ya supondrás, cualquier componente eléctrico está fuera de la lista.

Además, es importante usar detergentes no abrasivos y esponjas suaves para que no se estropee el carácter antiadherente que caracteriza a estos aparatos.

De esta manera, los productos que más se recomiendan para limpiar a fondo tu “air fryer” son: el jabón de lavavajillas, el desengrasante común, el vinagre blanco especial para limpieza, la parte suave de una esponja o un paño de microfibra.

Con todo eso claro, ¡ya podemos ver qué pasos debemos seguir para una limpieza óptima!

1. Retirar el aceite y cualquier resto de comida con papel de cocina

Una vez que la freidora de aire esté desenchufada y fría, el primer paso es extraer todas las piezas del recipiente principal y dejarlas en el fregadero. Allí, debes retirar todo el aceite o restos de comida de su interior con papel de cocina.

2. Limpiar las piezas con agua caliente y jabón

El segundo paso es limpiar a fondo todas las piezas de la freidora de aire haciendo uso de jabón de lavavajillas, una esponja suave y agua caliente o tibia. No obstante, si observas que la grasa no se elimina bien o está muy pegada a la superficie, utiliza vinagre blanco.

En este caso, lo ideal es dejar las piezas rociadas con vinagre blanco entre 10 y 15 minutos. Esto hará que la grasa más difícil se ablande y se pueda eliminar con mayor facilidad.

Además, debes mirar bien si las pequeñas gomas de la rejilla interior tienen suciedad. Si es así, puedes hacer uso de un cepillo de dientes reciclado para retirar la suciedad y la grasa acumulada.

¡Nunca uses lejía o esponja metálicas en el proceso de limpieza de tu freidora de aire! Esto puede rayar las piezas y afectar a su antiadherencia.

3. Utilizar un paño de microfibra para limpiar el recubrimiento

Para termina, queda hacer una limpieza del recubrimiento de la freidora de aire. Normalmente, están fabricadas de acero inoxidable, por lo que lo ideal es hacer uso de un paño de microfibra húmero y limpiar cuidadosamente toda la zona exterior del aparato.

No olvides que el acero inoxidable es propenso a rayarse si utilizas productos abrasivos en la superficie. Como mucho, puedes añadir un poco de jabón al trapo.

Antes de volver a encajar todas las piezas de la freidora de aire, solo quedará comprobar que estén completamente secas. ¡Ya tienes limpio tu aparato en pocos minutos!

Los 3 trucos infalibles para que tu freidora de aire dure más tiempo limpia.

Queremos terminar el artículo de hoy comentando 3 trucos para mantener tu freidora de aire como el primer día. ¡Presta atención!

Por un lado, utiliza agua caliente para la grasa más pegada. Solo tendrás que verter dos o tres tazas de agua caliente y un chorro de jabón para los platos. Déjalo en remojo durante 30 minutos aproximadamente y acláralo todo con agua tibia.

Por otro lado, usa papel de aluminio en los cocinados. Si no quieres que la grasa se pegue a tu freidora de aire, ¡el papel de aluminio es la solución definitiva!

Basta con colocar un trozo en la base de la olla y en la cesta o canasta. Así, todo el aceite o la grasa quedará ahí almacenado.

Y, para terminar, limpia la freidora de aire en cada uso.Así, podrás evitar que la suciedad se acumule y se seque en las piezas del aparato.