La espía rusa Anna Chapman, de la cárcel a la pasarela | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
anna_chapman
Foto(s): Cortesía

La espía rusa Anna Chapman, de la cárcel a la pasarela

Luis Ángel Márquez

Agencias

La rusa Anna Chapman, considerada en Estados Unidos una maestra del espionaje, fue detenida en 2010, al ser descubierta una presunta red de diez agentes rusos por una investigación del FBI.

Tras un intercambio de prisioneros, Anna emprendió en Rusia una carrera como modelo y conductora de televisión. Su fama la llevó a aparecer en la portada de la edición rusa de la revista para caballeros "Maxim", en ropa interior y portando una pistola.

La vida "privada" de Anna Chapman

En una entrevista, el ciudadano británico Alex Chapman le contó al diario Daily Telegraph que conoció a Anna en una fiesta en Londres en 2002 y se casó con ella cinco meses después.

Alex aseguró que no "estaba sorprendido" por el arresto de Anna, ya que en una ocasión su ex mujer le dijo que su padre había formado parte de los altos rangos del KGB, los servicios de inteligencia soviéticos.

Diez personas, entre ellas Anna Chapman, fueron detenidas en EU acusadas de espiar para el gobierno ruso. Estuvieron acusados de conspirar para actuar como "agentes no registrados" de un gobierno extranjero, un crimen que se paga con penas de hasta cinco años de prisión.

Alex Chapman estuvo casado con Anna durante cuatro años. Al parecer, la relación de la pareja se volvió "cada vez más distante y secreta" a medida que pasaba el tiempo.

"La relación cambió cuando ella se fue haciendo cada vez más distante y pasaba más tiempo mezclándose con gente rica y poderosa, yendo a estrenos de cine", explicó.

Relación con la KGB 

Alex Chapman narró que el padre de su ex mujer, el diplomático ruso Vasily Kushchenko, había tenido una "enorme influencia" en ella.

El exesposo de la acusada, de 30 años de edad, afirmó que la primera vez que conoció al padre de su entonces mujer fue la luna de miel de la pareja en Zimbabue en 2002, cuando Kushchenko estaba todavía trabajando como diplomático.

"Él no confiaba en nadie. Me preguntó por qué había escogido una novia rusa y qué negocios tenía en Rusia. Le contesté que ninguno", continuó.

También le dijo al periódico inglés que Anna le contó que "su padre había pertenecido a la parte influyente de la KGB".

Alex Chapman, que ha conservado la amistad con su ex mujer, fue interrogado por el servicio de inteligencia británico, el MI5, acerca de su relación con ella.

Anna Chapman, de 28 años, había trabajado en el sector financiero algunos años después de trasladarse a Londres en 2002.

Según el Daily Telegraph, se trasladó de vuelta a Rusia una vez que su matrimonio finalizó, en 2006, antes de mudarse de nuevo a EU, donde fundó una empresa inmobiliaria por Internet. Tiempo después, sería detenida acusada de espiar para el gobierno ruso.

Intercambio de prisioneros

El 9 de julio de 2010, Estados Unidos y Rusia intercambiaron 14 presuntos espías, en una operación al estilo de los tiempos de la Guerra Fría que tuvo lugar en Viena.

"El intercambio se ha realizado", confirmó un portavoz del Departamento de Justicia estadounidense. La operación coordinada a orillas del río Danubio duró alrededor de una hora, según medios estadounidenses, y los analistas creen que se produjo en la zona de tránsito de Viena o en un vehículo.

El Ministerio del Exterior ruso no confirmó directamente la maniobra diplomática, pero comunicó que los servicios secretos del país y de Estados Unidos acordaron "con espíritu de cooperación constructiva", el regreso de diez ciudadanos rusos a cambio de la entrega por parte de Moscú de cuatro prisioneros estadounidenses.

Según la televisión estadounidense, diez de los supuestos agentes rusos desenmascarados en Estados Unidos se subieron a un avión en Nueva York con dirección a Viena. Sobre las 11:30 horas (local), el aparato de "Vision Airlines" aterrizó en suelo austriaco.

Poco antes había llegado un avión militar ruso, probablemente con cuatro presos a bordo acusados de espiar para Occidente. Los dos aparcaron uno junto al otro en un lugar aislado de las pistas, donde permanecieron dos horas.

Poco antes de ser trasladados a Viena, los diez agentes descubiertos en Estados Unidos se declararon culpables ante un tribunal en Nueva York, que ordenó la confiscación de sus viviendas y automóviles, así como de parte de sus bienes.

Además se ordenó que sólo podrán entrar en el futuro al país con un permiso de la Fiscalía General estadounidense. Los hijos de los espías podrán abandonar el país en cualquier momento, informó un diplomático estadounidense de alto rango en Moscú.

El presidente ruso, Dmitri Medvedev, indultó por su parte a cuatro presos en cárceles de su país que habían reconocido haber cometido delitos de espionaje. Algunos se encontraban en mal estado de salud, según Estados Unidos. Los cuatro pasaron ya varios años en prisión.

Según el Kremlin, el rápido regreso de estos detenidos a Estados Unidos fue posible "por el nuevo espíritu de las relaciones ruso-estadounidenses y el alto nivel de entendimiento mutuo de los presidentes de ambos países.

Representantes de ambos países ya reiteraron cuando se descubrió la presunta red de espías rusos en Estados Unidos, que ello no enturbiaría sus relaciones. "Ello dice algo sobre los avances que hemos hecho en nuestras relaciones", dijo por su parte un funcionario de alto rango del Departamento de Estado norteamericano.

Entretanto, dos de los diez espías comunicaron que no quieren quedarse en Rusia. Anna Chapman, de 28 años, más conocida como "la agente 90-60-90" por la prensa rosa, quiere vivir en Reino Unido, informó su abogado estadounidense, Robert Baum.

Chapman no escribirá ningún libro ni se prestará para hacer una película, pues todo el material en su poder fue confiscado. aseguró su abogado.

Reaparición de Anna Champan

Tiempo después, la pelirroja Anna Chapman, la más llamativa entre los espías rusos detenidos y luego entregados a Rusia, salió de las sombras al aparecer en sensuales fotos que causaron polémica.

La joven no había aparecido en público desde su retorno a Moscú en el marco de este canje de espías entre Rusia y Estados Unidos.

Al parecer habría sido sometida a un largo interrogatorio del Servicio de Inteligencia Exterior ruso (SVR).

Sin embargo el diario popular ruso Tvoi Den y el sitio de Internet Lifenews publicaron una media docena de fotos de Anna Chapman tomadas, según Lifenews, durante una sesión para la revista rusa "Jara".

En esas fotos tomadas cerca de una ventana en la habitación de un hotel de lujo que da hacia el Kremlin, Anna Chapman viste un corto y ajustado vestido azul, y a veces lleva anteojos oscuros.

Lifenews colgó en su sitio de Internet un video que muestra cómo fue realizada esa sesión de fotos, desde la llegada de la espía al hotel, a bordo de un automóvil negro, hasta su partida.

Estas imágenes aparecieron por primera vez en la página de Facebook de Anna Champman, escribe Tvoi Den.