Se da cuenta que iban a secuestrarlo, logra escapar de lluvia de balas | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
ataque-armado
Foto(s): Cortesía

Se da cuenta que iban a secuestrarlo, logra escapar de lluvia de balas

Fernando Santiago

JUCHITÁN, Oaxaca.- Un hombre reaccionó con rapidez al darse cuenta que iba a ser ejecutado y logró escapar entre una lluvia de balas, la tarde de ayer.

Sus agresores le dispararon a matar con armas de grueso calibre, pero el sujeto tuvo mucha suerte y sólo resultó con una lesión leve en una mano.  

La Muerte le seguía los pasos

Al filo de las 13:20 horas, múltiples detonaciones de arma de fuego se escucharon sobre la calle Constitución de la populosa Séptima Sección, frente al CRIT Santa Martha, en esta ciudad.  

Alarmados, los vecinos reportaron la balacera el Servicio de Emergencias 911.

Señalaron que un hombre había sido atacado a balazos por sujetos armados que le seguían los pasos a bordo de una camioneta.

Según la versión de testigos, el hombre logró correr para refugiarse en su domicilio particular mientras que sus atacantes le disparaban en repetidas ocasiones.  

Los testigos urgieron la intervención de una ambulancia y de elementos policiacos.  

Los agresores se dieron a la fuga a toda velocidad en una camioneta Toyota modelo Tundra, color azul mate. 

A la víctima no le tocaba morir

El blanco del ataque fue identificado como Alfredo LC, de 32 años de edad, quien resultó herido con un balazo en la mano izquierda.

Los familiares del lesionado no esperaron la ayuda de una ambulancia y lo trasladaron de urgencia al hospital general "Doctor  Macedonio Benítez Fuentes", ubicado en la Cuarta Sección.  

Momentos después el personal del hospital, indicó que la víctima sólo tenía una lesión en la mano izquierda, que no ponía en riesgo su vida.  

Armas eran calibre 9 milímetros

Tras el reporte, elementos de la Policía Municipal acudieron al lugar del ataque.

Los uniformados encontraron manchas de sangre y al menos ocho casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

Los guardianes del orden notificaron este incidente a las autoridades del Ministerio Público de esta ciudad.  

Elementos de la Agencia de Investigación recomendaron a la parte afectada presentar su denuncia en contra de quién o quiénes resulten responsables, para dar con el paradero de los frustrados homicidas.  

Los casquillos percutidos fueron asegurados por elementos policiacos y quedaron a disposición del Ministerio Público.