Grupo armado abrió fuego contra jesuitas en un templo de Chihuahua | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Grupo armado abrió fuego contra jesuitas en un templo de Chihuahua

Agencia Reforma

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos jesuitas fueron asesinados este lunes al interior de la iglesia de la comunidad de Cerocahui del Municipio chihuahuense de Urique, en la región de la Sierra Tarahumara.

"Los jesuitas de México, con profundo dolor, denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales, S.J. y Joaquín César Mora Salazar, S.J.", informó la congregación jesuita en un comunicado.

"Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas. También demandamos que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de nuestros hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui", agregó.

Asesinos irrumpen en el templo

Según reportes, la ejecución de los jesuitas ocurrió luego que un hombre perseguido por un sujeto armado se resguardó dentro del templo, pero el victimario lo atacó al igual que a los dos sacerdotes quienes se encontraban en el lugar.

La Compañía de Jesús aseguró que hechos como estos no son aislados, pues la Sierra Tarahumara enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.

"Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos".

"Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales", agregó.

Atribuyen a el Chueco asesinato

El asesinato y robo de los cuerpos de los dos jesuitas asesinados en una iglesia de la Sierra Tarahumara se le atribuye al líder criminal José Noriel Portillo, apodado el Chueco.

Reportes extraoficiales indican que el Chueco asesinó a los sacerdotes en la iglesia de Cerocahui, Chihuahua, y posteriormente los sustrajo.

El líder criminal, de acuerdo con los reportes, y un grupo de hombres armados perseguían a un sujeto, un presunto guía de turistas, y éste se intentó proteger en el templo, pero también fue asesinado junto con los clérigos.

A el Chueco también se le atribuye el asesinato del docente estadounidense Patrick Braxton Andrew, ocurrido en octubre de 2018.

Plagiaron a 5 personas

El homicidio de los dos sacerdotes jesuitas en Cerocahui, fue precedido por el plagio de cinco personas, uno de ellos el guía de turistas a quien mataron junto con los sacerdotes.

El Gobierno del Estado de Chihuahua informó que trabaja en esclarecer los dos casos ocurridos en la misma comunidad de la Sierra Tarahumara.

El primero fue la privación de la libertad de cuatro personas y un segundo hecho en el que los dos sacerdotes y el guía fueron asesinados.

Los dos hechos son investigados por agentes del Ministerio Público y peritos, junto con policías investigadores, quienes han realizado entrevistas, análisis de evidencia, entre otras diligencias.

"La mañana de ayer lunes, se reportó a la línea de emergencia 911, la privación de la libertad de dos hombres identificados como Paul Osvaldo B. y Armando B., así como de una mujer y un menor de edad", dio a conocer el Gobierno del Estado en un comunicado.

La denuncia fue ratificada este día por parte de familiares de las víctimas.

"De acuerdo con las primeras entrevistas, refieren que pasadas las 13:00 horas de este lunes, (tiempo local) fue privado de la libertad el guía de turistas, Pedro Eliodoro P. G. y llevado a un templo de la misma comunidad, en donde fue privado de la vida junto con los sacerdotes Javier C y Joaquín M, cuyos cuerpos se llevaron", agregó el Gobierno de Chihuahua.

Por lo anterior fue desplegado un operativo conjunto en el que participan Agencia Estatal de Investigación, Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Guardia Nacional y Ejército Mexicano, quienes han efectuado patrullajes que se han extendido a poblados, rancherías y caminos vecinales de la zona.

Aseveró que la prioridad es ubicar al o los responsables, por lo que se han centrado todos los esfuerzos del Estado para localizar a quienes cometieron estos hechos que, dijo, lastiman profundamente como sociedad.