Pasar al contenido principal
x

Oaxaca, punto de reclutamiento de menores por el crimen organizado

Citlalli López 

Dentro del mapa nacional, Oaxaca es uno de los puntos del país en donde el crimen organizado recluta a personas menores de edad para su servicio en actividades delictivas.

El estudio “Niñas, niños y adolescentes reclutados por la delincuencia organizada”, realizado por la organización civil REINSERTA revela que, en la entidad, así como en aquellas que pertenecen a la región sur del país, el reclutamiento se da principalmente por incitación por parte de amigos y por “iniciativa propia”.

Para la elaboración del estudio REINSERTA reunió el testimonio de 89 adolescentes en Centros de Internamiento en 7 estados del país: Coahuila, Estado de México, Guerrero, Nuevo León, Oaxaca, Tamaulipas y Quintana Roo. En 67 casos, refirieron involucramiento con grupos criminales.

De las 12 entrevistas realizadas en Oaxaca, en seis confirmaron haber pertenecido a estas redes delictivas.

Víctimas de pobreza

El estudio subraya que los menores de edad que son enrolados son víctimas de la pobreza, exclusión social, maltrato, inseguridad, desigualdades y violencia ya sea dentro de la familia y, sobre todo, por parte del Estado porque no les garantiza el acceso a oportunidades de trabajo y desarrollo.

Al retomar el Estudio niñas, niños y adolescentes, víctimas del crimen organizado en México (2019), apuntó que dentro del Índice Estatal de Riesgo de Violencia asociada con el Crimen Organizado construido de 2015 a 2018, Oaxaca presenta un riesgo alto por las condiciones de pobreza y desigualdad antes mencionadas.

Se calcula que en México hay al menos 30 mil niñas, niños y adolescentes involucrados en la delincuencia organizada participando como espías, combatientes, mensajeros, cocineros y explotados sexualmente. 

Dentro de las entidades analizadas, Oaxaca fue la de menor nivel económico en donde las carencias de las niñas, niños y adolescentes están relacionadas con la subsistencia: comida, vestido, recursos para asistir a la escuela.

“El análisis de los datos socioeconómicos se correlaciona con los motivos que llevan a los adolescentes a enlistarse en la delincuencia organizada porque ésta se aprovecha de las malas condiciones económicas y ofrecen ingresos, alimento y vivienda, lo que los lleva a recurrir a ella como una solución emergente, aparentemente más sencilla, para los males que les aquejan”, señala. 

“Las organizaciones criminales aprovechan la precariedad y cubren los vacíos que el Estado ha dejado creando oportunidades fuera de la ley, que a pesar de ello satisfacen las necesidades de la población”, apunta.

El informe fue presentado el 13 de octubre y puede ser consultado de manera completa en la página web de REINSERTA.