Pasar al contenido principal
x

Llama Arzobispo de Oaxaca a prepararse para conmemorar la navidad

arzobispo-oaxaca
Foto(s): Octavio Vélez Ascencio
Octavio Vélez Ascencio

En el primer domingo de Adviento, que marca el inicio de un nuevo año litúrgico, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos llamó ayer a los católicos a prepararse espiritualmente para conmemorar el nacimiento del Señor el 25 de diciembre.

“Prepararse no es solamente poner el árbol con esferas, hacer un nacimiento e ir a las tiendas a adquirir regalos”, aseveró.

Durante la homilía de la misa dominical, oficiada en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, el pastor religioso aseguró que los creyentes no deben quedarse en ambientar su casa con los signos propios de la Navidad, porque lo fundamental es preparar en sus corazones el nacimiento del Señor.

 

 

“Que esos signos les ayuden a abrir sus corazones y a quitar lo que no permite preparar el nacimiento”, anotó.

Pero, también expuso que los católicos necesitan descubrir primeramente la presencia del Señor en su palabra, en su mensaje divino y en el evangelio de cada día.

“Escuchen a Dios qué les va diciendo, cómo tienen que vivir ese día. Habitúense a leer la Palabra de Dios y hacerla suya, que sea un santo propósito de este tiempo de Adviento, para prepararse y alegrarse por su nacimiento”, añadió.

Además, observó que los creyentes necesitan sentir la presencia de Dios en sus hermanos, especialmente en los más necesitados.

“Busque a una persona que necesitan de usted y ahí con ella, prepárese para tener el encuentro con nuestro Señor que viene a salvarnos. Haga algo por esa persona para que sean signos de salvación. Habrá alguien que necesite que le regale el fruto de su cansancio, de su esfuerzo y de su pobreza algo, porque esa persona está pobre y necesitada”, agregó.

Subrayó que quienes enriquecen con su pobreza, a un hermano, a un amigo o a la mejor a algún desconocido, también preparan su corazón para recibir al Mesías.

“Nuestro Señor se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza, ustedes también enriquezcan con su pobreza”, apuntó.

Aparte de esto, convocó a los católicos a reconocer su grandeza, pero con humildad y sencillez de corazón, más no con orgullo y vanidad. 

 

 

“En esa actitud, pónganse frente a sus hermanos y su grandeza, su dignidad y hagan tantas cosa en su favor, que los alegre en su corazón y que los motiven a seguirse llenando de Dios. Si le pregunta una persona por qué la ha ido a visitar, tendrá que decirle, porque en usted me quiero encontrar con Dios, porque usted es mi hermano, porque usted es un hijo de Dios y siento necesidad de encontrarme en cada momento con él”, refirió.

Resaltó que el encuentro con sus hermanos dejará a los creyentes muchas enseñanzas, mucha alegría, mucha paz y mucho gozo.

“Regresarán a su casa feliz de haberse encontrado con Dios en la persona de un hermano. Necesitamos esto porque a veces nos hemos encerrado y solo pensamos en nosotros. Se nos olvida que en torno nuestro hay más y más personas que nos necesitan”, asentó.

Vázquez Villalobos encomendó también a María ayudar a los creyentes a prepararse para la llegada del Señor, así como ella lo hizo después de recibir el mensaje del arcángel Gabriel de ser la elegida.

“Ella se preparó como madre para dar a luz al Salvador del mundo. Preparémonos con la gracia que ella nos alcance para recibir a su Hijo Jesucristo en nuestro corazón”, terminó.

 

 

La Corona del Adviento

Durante la celebración eucarística, el arzobispo Vázquez Villalobos encendió la primera vela de la Corona del Adviento.

 

 

Este tiempo litúrgico durará 22 días, ya que el cuarto domingo es el 24 de diciembre, en las vísperas de la Navidad.

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.