Pasar al contenido principal
x
En México existen antecedentes de casos como el de Fany, en donde los feminicidas intentaron ocultar el crimen haciéndolo pasar por suicidio. (Agencia Reforma)

Lesiones en el cuello de Fany Guadalupe confirmarían feminicidio

Citlalli López Velázquez 

El caso de Fany, la adolescente mixe, no corresponde a un caso de suicidio ya que la lesión en el cuello tiene una fuerza adicional, reveló Joaquín Galván, activista ayuujk, a partir de la información que le fue brindada por la Fiscalía General de Justicia del Estado como acompañante de las víctimas indirectas.

En entrevista manifestó que de acuerdo con el fiscal Arturo Peimbert Calvo, se confirmó el delito de feminicidio por lo que se están realizando las diligencias correspondientes para dar con el o los responsables.

“La fiscalía está convencida de actuar respecto de feminicidio porque la lesión que presenta Fany en el cuello tiene una fuerza adicional para un caso de suicidio, eso implica que alguien ejerció fuerza y provocó la muerte de Fany; fue información directa del fiscal”, afirmó.

El activista ayuukj señaló que la confianza está puesta en la ciudadanía para que haga la presión necesaria e influya en las instituciones correspondientes para que tengan presente la sanción a este delito.

En México existen antecedentes de casos como el de Fany, en donde los feminicidas intentaron ocultar el crimen haciéndolo pasar por suicidio, tal fue el asesinato de Lesvy Berlín Osorio el 3 de mayo de 2017 y el de Mariana Lima Buendía el 28 de junio de 2010.

Fany de 16 años de edad y madre de una bebé de seis meses, había sido amenazada de muerte tanto por el agente municipal de El Porvenir, San Juan Cotzocón, Issac Hernández Guillén, así como por parte de Alexis, quien enganchó a la adolescente para que fuera su pareja a pesar de ser nueve años mayor que ella.

Él había amenazado con matarla si lo dejaba. En 2014 Alexis fue detenido señalado de feminicidio, aún así se encontraba libre.

Joaquín Galván destacó que independientemente del delito de feminicidio, la fiscalía debe sancionar las otras violencias que fueron denunciadas por Fany como la ejercida por la autoridad de la agencia municipal, así como aquellas que vivía de violencia familiar.

“El anterior expediente de denuncias no murió con Fany, por tanto, tiene que continuarse para deslindar las responsabilidades necesarias. Ella denunció amenazas y abuso de poder. Debe haber una aplicación de justicia integral y no una justicia mutilada”, destacó.