En Zoquitlán vivían con temor, luego de que paisano regresara de E.U. y formara un grupo armado

En cateo 3 detenidos, armas y un cachorro de tigre

Tras la formación del grupo armado que dirige Melesio A.P., en la comunidad de Santa María Zoquitlán, Tlacolula de Matamoros, el síndico de la población, Marino M. A. renunció ante las amenazas y por temor de perder la vida, revelan las investigaciones.

Melesio, después de regresar de Estados Unidos, empezó a formar su grupo y amasar fortuna al prestar dinero y cobrar intereses muy altos al estilo de gota a gota, y quien no pagaba le quitaba sus pertenencias.

El hombre, que durante años laboró en Estados Unidos retornó a su comunidad hace unos años y empezó a construir su residencia en el barrio del Panteón, la misma que utilizó como casa de seguridad.

Fuentes policíacas revelan que una empresa dedicada a los acabados acudió en el mes de febrero del 2018 a la población de Santa María Zoquitlán para instalar loseta, azulejos, un jacuzzi en el tercer nivel del domicilio y con mirada a la entrada a la comunidad.

Los trabajadores de la empresa encargada del decorado difundieron en redes sociales fotografías.

COMPRA UN CACHORRO

En los dos últimos años, Melesio adquirió una camioneta de color roja con un valor de más de un millón de pesos y reclutó a las personas que integraron su grupo con el cual tenía asolada a la comunidad.

A través de sus páginas de Facebook difundió fotografías de su lujosa camioneta y lo último fue del cachorro de tigre que tenía en la azotea de su domicilio.

 

AMENAZA A AUTORIDADES Y QUEMA CAMIONES

El grupo armado de Melesio, con fusiles de asalto AR-15 del calibre .223 y AK-47, del calibre 7.62,. conocidos como cuernos de chivo arriban a las viviendas de las personas para cobrar o de lo contrario se llevaban lo que encontraban. Una de las víctimas fue arrebatada de una cuatrimoto, la cual fue asegurada en el cateo.

Hace más de una semana, Melesio habría amenazado al presidente y síndico municipal que no debería reportar nada, porque si entraba el Ejército Mexicano, iba a consumar asesinatos.

Tras la discusión y la pelea con la autoridad municipal, el lunes 3 de agosto, las unidades de motor de la presidencia y otros particulares fueron incendiados en el río, a unos metros del puente de la entrada a la población.

El síndico municipal de la comunidad, Marino Mijangos Alavez, decidió renunciar por las amenazas del grupo armado.

LOGRA HUIR EN EL CATEO

Axel A., uno de los detenidos durante el cateo, también se le señala como presunto responsable del delito de tentativa de homicidio del integrante de la Guardia Nacional, ya que fue uno de los gatilleros que disparó al ingresar los agentes investigadores e integrantes de la Guardia Nacional.

En las investigaciones establecieron que en el domicilio estaban más de diez personas con fusiles de asalto, pero ante el ingreso de policías y guardia nacional, decidieron huir con Melesio y dejaron a un grupo que siguiera resistiendo la balacera.

Tras el cese de disparos, la policía ingresó y logró la detención de cuatro personas, entre ellos un adolescente.

Fueron siete armas largas y cortas, cargadores y cartuchos de diversos calibres, hierba seca con características de marihuana, una cuatrimoto, la cual había arrebatado a uno de los deudores y un cachorro de tigre, el cual fue puesto a disposición de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Además, se logró la detención de 3 masculinos identificados como A. V. E. F., de 21 años, G. R. E., de 19 años y U. L. H., de 20 años, así como un adolescente de 17 años, quienes fueron puestos a disposición de la autoridad correspondiente.

Los detenidos son originarios del Estado de México, Veracruz y la agencia municipal de Santa Rosa Panzacola en la ciudad de Oaxaca son acusados de delitos federales y Axel de 21 años de edad, por la agresión al integrante de la Guardia Nacional.

Ellos fueron contratados hace meses para brindar seguridad a Melesio, revelan las investigaciones.

Ahora, la investigación de la policía se centra en la ejecución de las seis personas ocurrido en Candelaria Yegole, Santa María Zooquitlán, donde presuntamente habría participado en los hechos.

En el crimen fueron asesinadas dos mujeres de 70 y 23 años de edad y cuatro varones de 70, 35, 20 y 18 años de edad.

La policía investiga el caso y trata de establecer el paradero de Melesio, tras el aseguramiento de la residencia por parte de la Fiscalía General de Justicia tras la balacera y cateo.