Escudos contra la lluvia  | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
moda
Foto(s): Cortesía

Escudos contra la lluvia 

Agencia Reforma

Fernando Toledo

El clima de hoy juega malas pasadas, lo mismo hace calor por la mañana que llueve torrencialmente por las tardes.

Por eso se hace necesario tener una gabardina en el clóset, ya que esta prenda, llamada también 'trench coat' porque fue diseñada para que los soldados de la Primera Guerra Mundial soportaran la vida en las trincheras, es ya indispensable.

De material resistente al agua y originalmente con detalles militares y en tonos beiges o verdes, la gabardina es entonces un clásico. Basta recordar las de los detectives del cine negro y sobre todo la de Humphrey Bogart en "Casablanca" o Catherine Deneuve en "Bella de Día", y hoy la que utilizan Angelina Jolie o Jennifer Lopez cuando van de viaje.

Pero la gabardina se ha alejado de sus formas tradicionales y se presenta renovada y en nuevos materiales, estilos y colores, aunque una clásica siempre es una buena compra e ideal para tener en el armario.

"Se considera como la camisa blanca de los abrigos y es una prenda de entretiempo que podrás utilizar durante todo el año. Ahora hay que examinar nuevas formas que han perdido los toques marciales como la doble botonadura y el color beige", comenta la experta y autora de libros, Lucy Lara.

Así, hoy se ven las que lucen tiernos tonos pastel, sobre todo las de color rosa, del más encendido al más suave, pero también las que pasan por el azul celeste, el verde acqua y el amarillo clarito.

En el otro extremo del espectro cromático hay que mencionar las diseñadas en el tono del año, Very Peri, un lila-morado, o las que están causando sensación en tonos neón.

En cuanto a estampados, se las ven evitando los charcos, llenas de rayas, cuadros, motivos naturales como plantas y flores, y, por supuesto, las de animal print, sobre todo cebra, leopardo o tigre.

Existen también las deconstruidas, es decir, las que juegan con los patrones para obtener nuevos cortes creativos, irregulares y frescos. También han tenido mucho éxito las que presentan bloques de color en materiales y telas contrastantes.

Otras novedades incluyen las texturas, ya que en las pasarelas actuales hemos visto enceradas, acharoladas, iridiscentes, con efecto de pieles exóticas y las de vinil en homenaje a los años 60.

La silueta es generalmente oversize, es decir, muy grande, aunque también se llevan estrechas, destacando algunos detalles como las mangas abultadas y las hombreras como un detalle ochentero.

Polémica por el origen

Aunque su invención se atribuye generalmente al diseñador inglés Thomas Burberry, hay otros expertos que se la achacan al escocés Charles Macintosh, quien ideó el primer abrigo impermeable.

En 1851, John Emary remozó ese diseño y fundó la marca británica Aquascutum, quien también proclama ser la verdadera creadora de la gabardina tal y como hoy la conocemos.