Juego y tecnología: cómo funcionan las máquinas tragamonedas online | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
tirada_de_dados
Foto(s): Cortesía

Juego y tecnología: cómo funcionan las máquinas tragamonedas online

Redacción

Gracias a la creciente digitalización, las posibilidades de optimizar la tecnología que está detrás de los juegos online son infinitas.

Si algo define a la sociedad desde que el hombre es hombre, es su pasión por los juegos y la suerte. Desde aquel remoto “pan y circo” romano, los juegos han ido tomando diferentes caminos. Uno de los más transitados, sin duda, es el de los casinos, en el que muchos tratan de invocar a la diosa fortuna. 

Entre los juegos que más fascinación provocan se encuentran las máquinas tragaperras. Estos mecanismos caracterizados por sus atractivas luces y potentes sonidos están completamente controlados por ordenador, por lo que sus posibilidades de programación son enormes. Y si nos vamos al terreno de las máquinas tragamonedas online, el camino es infinito. Pero para poder poner en marcha todo esta andadura, antes ha sido necesario un viaje previo de conocimiento.

Electromecánica primero, digitalización después

El camino de las tragamonedas es largo. Allá por el año 1889, los hermanos Adolphe y Arthur Caille construyeron la primera de estas máquinas a la que bautizaron como “Black Cat”. Una década después, este primer esbozo quedaría desbancado por la popular “Liberty Bell”, la máquina tragaperras ideada por Charles August Frey, en San Francisco. Esta última, pertrechada con sus tres carretes, ascendió un par de escalones en la evolución de los juegos de azar. No obstante, serían los hermanos Caille quienes, finalmente, marcarían las coordenadas definitivas del rumbo de las máquinas tragaperras.

En la actualidad, la llegada de las nuevas tecnologías ha dejado obsoletas las antiguas máquinas controladas mediante la electromecánica. Así, no solo han dado el salto hacia el control por completo mediante un ordenador, sino que ya no es necesario acudir a ningún casino para jugar gracias a Internet. 

Con el software adecuado, las tragamonedas modernas pueden ser constantemente desarrolladas y refinadas, y también inspirar con una amplia gama de temas, gráficos y sonidos. Los desarrolladores de juegos han encontrado un amplio nicho de negocio en este terreno. Gracias a ellos y a la creciente digitalización, la tecnología que hay detrás de los juegos se optimiza sin cesar. 

Además, las posibilidades que han abierto los juegos online son infinitas: versiones de demostración, juegos gratuitos o bonificaciones, entre otras muchas. Ahora, jugar a las máquinas tragaperras es más fácil que nunca: multitud de sitios web ofrecen promociones, como la posibilidad de obtener giros gratis con los que probar suerte.

Máquinas tragamonedas y su generador de números aleatorios

En lo más profundo de toda máquina tragaperras se encuentra un generador de números aleatorios. Se caracteriza por estar unido a un complejo algoritmo que se encarga de controlar los puntos y la aleatoriedad de los números obtenidos. En inglés, este generador recibe el nombre de "Random Number Generator", o RNG.

El generador de números aleatorios se encuentra siempre activo en segundo plano. Produce miles de números aleatorios por minuto que, al mismo tiempo, se emplean para crear juegos aleatorios. Los resultados de los juegos, a su vez, también se generan de manera aleatoria. Así, el principio matemático de la probabilidad se convierte en la base sobre la que se construye la programación del generador aleatorio del corazón de las máquinas tragamonedas. Esta teoría científica es la responsable de que los resultados puedan seguir ciertos patrones o influencias.

Matemáticas y Azar

El juego es un término que se fundamenta en la suerte. De hecho, los juegos de azar no pueden ser influenciados por la habilidad física del jugador. En este punto, las matemáticas y el azar se dan la mano para dar como resultado los juegos aleatorios de las máquinas tragamonedas y de los juegos de azar en general. 

Pero en realidad, a lo que nos referimos cuando hablamos de suerte o mala suerte es a la teoría de la probabilidad y de la lógica. Por este motivo, cualquier persona puede aumentar sus posibilidades de ganar en un casino si pone en práctica ciertas estrategias matemáticas.