Saque de cancha | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
pintura
Foto(s): Cortesía

Saque de cancha

Aleyda Ríos Chavela

Mónica Ortiz Sampablo / última de dos partes

Dirigió una mirada punzante a su excompañero, le dio lástima verlo; la prominente barriga y las piernas regordetas, no le eran favorables para avanzar con rapidez, así que iban a su paso. Llegaron a un estacionamiento. Emilio le preguntó si disponía de tiempo. Se le había ocurrido una mejor idea. Le hizo subir al automóvil. Se alejaron de la ciudad, aparcó a orilla de carretera. La carcajada del Tirititito resonaba en su cabeza revoloteando los recuerdos, levantando más polvo en su interior.

El campo era muy grande, estaba anegado por la temporada de lluvias.

Los dos hombres miraban la inmensidad.

-¿Por qué estamos aquí?- preguntó Tirititito.

-Para recordar- dijo Pata de palo –veo que te acuerdas muy bien de mi apodo, que, por cierto, odiaba, así que veo muy conveniente que también recuerdes cómo jugábamos y lo bien que pateabas la pelota.

-Sí, mi estimado, pero… no tenemos balón.

-Tenemos, claro que tenemos- respondió Emilio y sacó un esférico con rombos blancos y negros, en perfectas condiciones, un balón que desde hacía tiempo llevaba consigo “por si se ofrecía”.

Se metieron al campo, era casi imposible caminar por la superficie lodosa. Emilio lanzó el balón que en un instante se llenó de barro.

-Vé por él- le dijo al gordo, a quien la atmósfera le había borrado la línea sarcástica del rostro; no se atrevió a negarse, fue hacia el balón y batiéndose entre aquel lodazal, lo trajo de vuelta.

Cuando llegó la noche, el Tirititito, bañado en sudor pedía clemencia; jamás había dimensionado que la semilla de su burla y la de sus amigos de otrora hubiese echado raíces tan profundas. Efectivamente; Emilio, ese niño escuálido, torpe de pies, no tenía la culpa de querer jugar, sólo jugar. La vida, al igual que el balón, da vueltas.

Emilio sacó del lodo dos cuerpos desinflados, sin embargo, sólo uno estaba destinado a continuar en el campo de juego.

[email protected]