Meditar: un hábito para la vida  | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
autora
Foto(s): Cortesía

Meditar: un hábito para la vida 

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque el libro se titula “Mindfulness para niños”, su autora, Paloma Sainz Vara de Rey, aclara que es también para los papás y los adultos en general.

Incluso, con esta propuesta editorial busca ir más allá de la técnica del mindfulness -una forma de meditación- y ofrecer un camino consciente, amable, pacífico y más relacionado con el ser y con el dejar ser.

La primera parte del libro es para los padres, la segunda, para prácticas en familia, explica.

"Muchos ven la meditación como sentarse en silencio y eso es importante y está muy bien. Lo importante para los niños es conectar con su cuerpo y con su respiración. Pedirle a un niño que nunca lo ha hecho, que se siente ahí calladito, no tiene ningún sentido porque lo va a rechazar. Ellos necesitan correr, brincar, jugar.

"La meditación es cómo vivimos cada momento de la vida. Meditar cada mañana, cada noche o cada momento del día. Es la reconexión con tu ser. Con los niños se pueden hacer cosas maravillosas en la meditación, pero primero es el ejemplo que den los padres", explica la escritora española.

Los pequeños, de manera natural, están meditando: se quedan horas haciendo un dibujo, mirando una catarina, ejemplifica.

Simplemente hay que explicarles cómo funciona nuestro cerebro, detalla, cómo un pensamiento puede llevarte a una emoción, por qué en la mente no hay distinción entre lo que llamamos real y lo que llamamos no real. Enseñarles a navegar sus emociones.

"Y cómo a veces se dispara la amígdala, ¿y qué es la amígdala? Había una niña que decía que era como un perro, que está dormidito, pero cuando hay un peligro -que puede ser real o ficticio-, ¡pum! tu cuerpo se dispara y el perro ladra ¡guau, guau!, y si tú tienes una práctica de meditación, de mindfulness, llámalo como quieras, de saber observar qué está ocurriendo, de tomar una respiración -inspiro, estoy tranquilo, estoy en paz- el perrito se aplaca".

Cosas así ayudan a los niños, asegura. O que dibujen su silueta e identifiquen sus emociones en el cuerpo. Preguntarles: ¿cómo te sientes?, y hacerlos conscientes de que eso siempre está en movimiento y de que son capaces de transformarlo.

"Tienen su jardín interior, no tienen que buscar fuera de sí, todo está dentro de sí. Y aprender a cuidar el jardín interior, ¿qué semillas quiere sembrar cada uno?, ¿qué pensamientos, qué emociones quieres cultivar?", señala.

Paloma comenzó a los 23 años a viajar por Asia. Sentía que ese era su lugar en el mundo. Era 1993 y ahí descubrió otra forma de vida que le cambió la mirada sobre su existencia.

"Cuando regresé a Zaragoza, comencé a hacer yoga. En meditación estuve en diferentes formas de meditación. Y en Tailandia me conecté muchísimo con otro tipo de meditación. Me asocié con una chica tailandesa y ella me llevó con un monje que hacía meditación Vipassana, ahí estuve con él y me encantaba porque era algo tan sencillo como conectar con tu respiración. En la meditación no tienes que hacer nada, llegas y empiezas a observar lo que pasa en tu mente", explica.

Cinco minutos de paz

La escritora detalla cómo la vida actual nos exige ser duros, se nos pide que no sintamos, para no mostrarnos débiles, cuando la aceptación de nuestras emociones es poderosa porque nos permite trascenderlas y sanar.

En 2019 dio la vuelta al mundo conectando con algunos de los proyectos de mindfulness y compasión en educación más inspiradores e innovadores. 

A los que por primera vez se asoman a la meditación, la autora sugiere comenzar la práctica con 5 o 10 minutos diarios.

"Explora, no te creas nada. Haz una prueba de 40 días, de una semana, de dedicar 5 minutos a simplemente estar en silencio y atento a la respiración. Inspiro y aspiro. Observo mis pensamientos con amor, los dejo ir. Me regalo 5 minutos para estar en paz, es un camino de toda la vida.

"Es un cambio de hábitos, de poner los pies en el suelo, agradezco estar vivo y, en lugar de meterme corriendo a la ducha, dedico 3, 5 minutos a meditar. Y cuando acabe el día, es igual. Los momentos más importantes son al despertar y antes de dormir. El maestro está dentro de cada uno", enfatiza.

 

¿Qué es para ti meditar?

Esta conversación puede ser una meditación. Meditación es un encuentro con uno, pero a la vez con todo. Lo queremos etiquetar, encorsetar, pero mindfulness es estar abierto a cualquier experiencia en el exterior o interior.

Alguien que nunca ha practicado meditación se va a ver agobiado por todo lo que le llega.

Estoy atenta a mi cuerpo, estoy atenta a mi respiración y desde ahí voy observando mis pensamientos, mis emociones. Mindfulness puede ser una práctica, una teoría, una filosofía de vivir en el aquí, presente y consciente. Y darnos cuenta que cada pensamiento, cada palabra, cada gesto tienen un impacto.

¿Cuáles son los principales beneficios de meditar?

Primero, una vida con sentido. El tener una vida consciente. ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Estamos aquí un tiempo muy limitado. Y luego el bienestar de meditar, en todos los sentidos, está súper medido. Con una práctica de 10 minutos diarios, hay muchos estudios científicos que demuestran todos los cambios a nivel fisiológico. Cambia nuestra percepción, nuestra manera de comunicarnos, nuestras relaciones con los demás, nuestra salud. Para mí es un súper poder que tenemos todos, y sólo debemos despertarlo. En los niños está más despierto.

¿La meditación puede hacer conformistas y resignadas a las personas, adormecerlas?

Todo lo contrario. Es un acto de rebeldía. No adormece. Lo que adormece es el ruido de la vida diaria, el estar conectado todo el día al móvil, porque al final hay tantas distracciones que no podemos ver realmente y ya no sabemos lo que es y lo que no es real y valioso.

Es una actitud de valentía y rebeldía. La gente piensa que meditar es desconectarte del mundo, pero no. Gandhi decía: "si hoy tengo más trabajo, más problemas, en lugar de meditar una hora, meditaré dos".

Creemos que el hacer es el ser, y estamos haciendo muchas veces sólo ruido. La meditación te da claridad y fortaleza para actuar desde ahí.

El libro

"Mindfulness para niños"

Autora: Paloma Sainz Vara de Rey

Sello: Zenith.

248 páginas.