ÁNGELES Y PALABRAS: Los consejos del arcángel Miguel | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
angel
Foto(s): Cortesía

ÁNGELES Y PALABRAS: Los consejos del arcángel Miguel

Luis Ángel Márquez

Isela Sedano

 

Los ángeles nos dan la luz, que irradian a través de las nociones de responsabilidad, de sabiduría y de karma. Nos enseñan a comprometernos con la responsabilidad, a tomarla a otro nivel, en otra escala de valores, nos dicen que nuestra primera responsabilidad es ser responsables de la energía de Dios que integramos en nosotros y después devolverla, esto nos dicen no es una carga, sino como una fracción indisoluble de nuestra vida, la cual no está aislada sino unida sobre todo a las vidas que la rodean.

No podemos decir que nos vamos a una isla desierta sin ver a nadie. Si una vida sufre, sufren las demás. Una vida que muere mata a muchas otras, cuando uno solo de los humanos integra una experiencia de vida, todos los seres de la tierra la integran en el inconsciente colectivo. Así se restituyen los niveles de conciencia, a través de las experiencias que a veces incluso ni siquiera sabemos que pasamos. 

La vida es portadora de un papel que consiste en ser e irradiar alegría y luz, por la fuerza de la luz da la posibilidad que otros vivan lo mismo.¿No es función del Sol dar felicidad siendo portador de la alegría de vivir y permitiéndonos recuperar nuestras fuerzas cuando parece?¿La función del fin de un ciclo que recuerda un alma no lleva en sí mismo su propio renacimiento que consiste en hacer que nazca una nueva alma? ¿Una flor que muere no lleva con ella la función del brote de otra? 

Nuestra responsabilidad es aceptar los ciclos por lo que son y por las modificaciones que nos brindan, debemos aceptar la vida tal como se nos propone ahora, no es una carga, sino un maravilloso regalo. Si vivimos la noción de responsabilidad como un peso, es porque en alguna parte de nosotros hay una energía que la rechaza. Podemos asumirla totalmente a partir del momento que le depositamos una mirada de amor con equilibrio, armonía y serenidad. Nuestra responsabilidad hacia la vida es la vida misma. Debemos aprender a amarla, respetarla, emprenderla y seguir su ciclo renovado sin cesar y eternamente. Nuestra responsabilidad consiste en acogerla y aceptarla, entonces todo se vuelve muy simple.

De todos modos los ángeles nos dicen que hagamos lo que hagamos, debemos asumir estas responsabilidades y no delegarlas, no olvidemos que elegimos libremente nuestro programa de vida antes de encarnar, definimos nuestros niveles de experimentación. Entonces cada uno de nosotros recibió sus responsabilidades en el nivel que le correspondía. No se nos da más de lo que podemos asumir, porque al mismo tiempo recibimos las capacidades y los medios para vivir, generar y experimentar estas energías.

Así que el arcángel Miguel nos pone en contacto con los designios de los planos angelicales y celestes. Nos ubica en la participación libre de los planos del universo, esto permite que estemos conscientes de que a veces recibimos elementos de los planos celestes y sentimos el impulso de transmitirlos a los demás, aunque estos a veces los rechacen, así aprendemos a modificar estos planos en relación con los planos terrestres, esto significa que no debemos cristalizarnos en cosas que creemos justas o que recibimos , si no tienen lugar es que necesitan modificarse o que los miedos cerraron puertas, por eso Miguel nos traza la ruta que debemos seguir.