Pasar al contenido principal
x

¿Y a ti el calor te pone irritable? Así afecta tercera ola de calor

afectaciones_salud_tercera_ola_calor
Foto(s): Cortesía
Israel García Reyes

La reciente ola de calor, la tercera de la temporada y que acaba de llegar al país, está sacando lo peor de las personas pues las pone irritables y propensas a conflictos. Aquí te explicamos las consecuencias de este problema. 

Expertos señalan que las altas temperaturas afectan nuestro bienestar físico y nuestro estado emocional y mental.

Empecemos por recordar que uno de los principales efectos del calor es la deshidratación, misma que según los médicos, "puede llevar a una disminución del volumen sanguíneo, lo que hace que el corazón trabaje más para bombear la sangre por el cuerpo". 

Daños por deshidratación

La deshidratación entonces ocasiona fatiga, mareos y dolores de cabeza, que a su vez contribuyen a un estado de irritabilidad en ascenso.

Cuando se experimentan altas temperaturas el organismo lucha por mantener una temperatura constante a través del proceso de termo-regulación, pero al no lograrlo sobreviene el sobrecalentamiento que afecta el sistema nervioso central y disminuye la capacidad de una persona para pensar con claridad.

Las olas de calor también contribuyen al denominado estrés térmico, el cual ocurre cuando el cuerpo no puede enfriarse lo suficiente para mantener una temperatura óptima. 

Las altas temperaturas pueden causar un aumento de la presión arterial y la liberación de hormonas del estrés como el cortisol.

Ansiedad y frustración

A su vez, "la liberación de cortisol en respuesta al calor extremo puede intensificar los sentimientos de ansiedad y frustración, contribuyendo a un estado general de irritabilidad".

Entre los efectos de las altas temperaturas a la salud se encuentran el interferir en la calidad del sueño. ¿Quién no ha pasado una noche de calor insoportable al grado de no poder conciliar el sueño?

Se sabe que el sueño es crucial para la regulación del estado de ánimo y la función cognitiva, por lo que psicólogos detallan que "el calor excesivo puede dificultar la conciliación y el mantenimiento del sueño, lo que lleva a una menor cantidad de sueño reparador". 

Tolerancia y estrés

A su vez, la falta de descanso está directamente relacionada con un aumento de la irritabilidad y la disminución de la tolerancia al estrés.

Las altas temperaturas incrementan el estrés ambiental. De este modo, las personas desarrollan incomodidad al sentirse atrapadas y sofocadas. 

Asimismo, el calor excesivo puede hacer que las personas se sientan más tensas y menos capaces de manejar conflictos menores.

Por otro lado, las altas temperaturas perjudican la función cognitiva, haciendo que las personas se sientan mentalmente agotadas y con dificultades para concentrarse.

Afectaciones al rendimiento cognitivo

Además, expertos en fisiología del ejercicio indican que "las altas temperaturas pueden disminuir el rendimiento cognitivo, haciendo que las tareas cotidianas se sientan más arduas y frustrantes"

Incluso, el calor excesivo exacerba los conflictos interpersonales, por lo que "las personas tienden a ser menos pacientes y más propensas a discusiones durante los periodos de calor extremo". 

Como ves, las olas de calor tienen efectos adversos en la salud física y mental de las personas. ¿Y a ti el calor te pone irritable?  

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.