Pasar al contenido principal
x

Tlacolula de Matamoros se convierte en zona de inseguridad y violencia en las últimas horas

La zona de Tlacolula de Matamoros se ha convertido en tierra de nadie.

 

En las últimas horas, un joven fue baleado, localizaron el cuerpo calcinado de una persona, además de que desaparecieron dos personas, entre ellas una enfermera.

 

 

Sujetos que se desplazaban a bordo de un automóvil de color negro atacaron a balazos a un adolescente que conducía una camioneta de su abuelita en la carretera federal 190 que comunica al Istmo de Tehuantepec, en el tramo de Oaxaca a Tlacolula de Matamoros.

 

 

 

 

 

De acuerdo con el reporte, los hechos ocurrieron a las 15 horas de ayer cuando la unidad de motor marca Nissan tipo estaquitas con placas de circulación RX-86093 del estado se desplazaba en la carretera federal 190, a unos metros del crucero de San Mateo Macuilxóchitl perteneciente a San Jerónimo Tlacochahuaya, Tlacolula de Matamoros.

 

 

Pero de pronto, sujetos armados a bordo de un vehículo de color negro se le emparejó a la camioneta y empezó a dispararle del lado del conductor.

 

 

Los impactos ocasionaron que el conductor, Luis O.C., de 17 años de edad,  perdió el control de la unidad de motor y se salió de la carretera y quedó a unos cinco metros del arroyo vehicular, entre la maleza.

 

 

 

 

 

Personal paramédico de la Cruz Roja de la delegación Tlacolula de Matamoros se trasladaron al lugar con la finalidad de brindarle los primeros auxilios y confirmaron que presentaba un impacto de arma de fuego en el cuello, con entrada y salida.

 

 

Lo canalizan a un hospital

 

 

 

 

 

Debido a la gravedad, el lesionado fue canalizado de emergencia al hospital privado ubicado en la colonia Reforma donde quedó encamado.

 

 

El adolescente conducía la camioneta de su abuelita, quien resultó ilesa, junto con otra joven.

 

 

A la zona se desplazaron los elementos de la policía municipal, estatal y la guardia nacional para tomar conocimiento del caso.

 

 

La zona fue acordonada por los elementos policíacos y pidieron la intervención de la Fiscalía General del Estado con la finalidad de tomar conocimiento del caso.

 

 

A la zona se desplazaron peritos en distintas especialidades con la finalidad de realizar la inspección ocular y recabar evidencias. Del caso se inició el acta penal por el delito de lesiones y la policía busca a los responsables.

 

 

No reclaman a calcinado

 

 

En el anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales en San Bartolo Coyotepec, permanece el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino que fue hallado calcinado en el basurero de la población de San Sebastián Abasolo, Tlacolula.

 

 

La policía aún continúa con la investigación con la finalidad de localizar a los presuntos responsables del asesinato.

 

 

El caso ocurrió el martes 7 de abril al ser localizado el cuerpo sin vida que fue calcinado, por lo cual tomó conocimiento la autoridad ministerial y se inició la carpeta de investigación.

 

 

Dos desaparecidos en la zona

 

 

En la misma zona, la policía busca a un joven y una enfermera, cuyas denuncias se iniciaron en la agencia del Ministerio Público de Tlacolula de Matamoros.

 

 

 

 

 

Los elementos policíacos buscan a Julián Salvador M., de 18 años de edad, quien se encuentra desaparecido desde el pasado 1 de abril del año en curso al salir de su domicilio ubicado en San Sebastián Teitipac.

 

 

De acuerdo con el reporte, el joven viste una playera gris y pants de color negro con rayas azules, un pañuelo de color azul y tenis azules.

 

 

 

 

 

Como seña, el joven utiliza un pañuelo de color azul. En las redes sociales pidieron ayuda de la ciudadanía con la finalidad de localizar al joven.

 

 

En la misma zona se inició la carpeta de investigación por la desaparición de la enfermera, Ana Lilia Rojas Cruz de 47 años de edad y cuyos familiares dijeron que iba a Zaachila.

 

 

La mujer supuestamente fue vista por última vez en la  Villa de Zachila el 24 de marzo y tiene tiene una cicatriz en el abdomen.

 

 

La enfermera vestía pantalón de vestir de tela color azul cielo, bata color blanca, chaleco azul marino.

 

 

Y sus características son complexión regular, estatura aproximada de 1.60 m, tez morena clara, cara ovalada, frente ovalada, cejas semipobladas, ojos medianos de iris café claro, nariz mediana, con base mediana, boca mediana, labios delgados, mentón ovalado y cabello lacio, mediano, color pelirrojo.