El temible caso de Rodney Alcalá, el “Asesino del Juego de Citas" | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
hombre-viejo
Foto(s): Cortesía

El temible caso de Rodney Alcalá, el “Asesino del Juego de Citas"

Aleyda Ríos

Rodney Alcalá (nacido como Rodrigo Jacques Alcalá Buquor; San Antonio, Texas; 23 de agosto de 1943), fue un violador, convicto y asesino en serie estadounidense. Fue condenado a muerte en California en 2010 por cinco asesinatos cometidos en ese estado entre 1977 y 1979.

En 2013, recibió una condena adicional de veinticinco años a cadena perpetua tras declararse culpable de dos homicidios en Nueva York en 1971 y 1977.

Su verdadero recuento de víctimas sigue siendo desconocido, y podría ser mucho mayor.

Un detective de la policía llamó a Alcalá "una máquina de matar" y otros lo han comparado con Ted Bundy. Un investigador de homicidios familiarizado con la evidencia especula que podría haber asesinado a un máximo de cincuenta mujeres, mientras que otras estimaciones estipulan como alrededor de 130.

 Los fiscales dicen que Alcalá "jugó" con sus víctimas, estrangulándolas hasta que perdieran el conocimiento, y luego esperar hasta que revivan, a veces repitiendo este proceso varias veces antes de matarlas. La policía descubrió una colección de más de 1.000 fotografías tomadas por Alcalá, en su mayoría de mujeres y chicos adolescentes, la mayoría de ellos en poses sexualmente explícitas.

 

Especulan que en algunos de sus temas fotográficos podría haber más víctimas.

A veces es llamado el "Asesino del Juego de Citas" debido a su aparición en 1978 en el programa de televisión The Dating Game en medio de su serie de asesinatos.

Primeros años y educación

Alcalá nació como Rodrigo Jacques Alcalá Buquor en San Antonio, Texas, hijo de una familia de origen mexicano formada por Raúl Alcalá Buquor y Ana María Gutiérrez. En 1951 la familia se mudó a México y, tres años más tarde, su padre los abandonó, mudándose su madre con Rodney y sus dos hermanas a los suburbios de Los Ángeles, cuando este tenía unos 12 años de edad.

Se unió al Ejército de Estados Unidos en 1960, a los 17 años, donde desempeñó tareas administrativas. En 1964, después de lo que fue descrito como un "ataque de nervios", se le diagnosticó un trastorno antisocial de la personalidad por un psiquiatra militar y dado de baja por razones médicas.

Otros diagnósticos más tarde propuestos por diversos expertos en psiquiatría en sus ensayos incluían trastorno narcisista de la personalidad, trastorno límite de la personalidad, y (del experto en homicidio Vernon Geberth) trastorno de la personalidad narcisista maligna con psicopatía y sadismo sexual con comorbilidades.

Después de dejar el ejército, Alcalá -que dice tener un "cociente intelectual de genio"- se graduó en la UCLA School de Bellas Artes y más tarde estudió cine en la Universidad de Nueva York.

Antecedentes penales tempranos

Alcalá cometió su primer crimen conocido en 1968: un automovilista en Los Ángeles llamó a la policía después de verlo atraer a una niña de ocho años de edad, llamada Tali Shapiro en su apartamento de Hollywood.

La niña fue encontrada violada y golpeada con una barra de acero, pero Alcalá había huido de la escena. Para evadir la orden de detención como resultado que dejó al estado y se inscribió en la escuela de cine de NYU, utilizando el nombre de "John Berger".

En 1971 obtuvo un trabajo de asesoramiento en un campamento de artes para niños de Nuevo Hampshire, utilizando un alias ligeramente diferente, "John Burger". En junio de 1971 Cornelia Michel Crilley, una joven de 23 años de edad, asistente de vuelo de Trans World Airlines, fue encontrada violada y estrangulada en su apartamento de Manhattan. Su asesinato se quedaría sin resolver durante los próximos 40 años.

Más tarde ese verano dos niños que asisten al campamento de artes notaron el cartel del FBI sobre Alcala en la oficina de correos y notificaron a los directores del campamento. Fue arrestado y extraditado a California. Para entonces los padres de Tali Shapiro habían trasladado a toda su familia a México y se negaron a permitir que ella testificara en el juicio de Alcalá.

No se le condenó de violación e intento de asesinato sin su principal testigo, los fiscales se vieron obligados a permitir que Alcalá se le declarare culpable de un cargo menor por asalto.

 Salió en libertad condicional después de 34 meses, en 1974, en el marco del programa "la sentencia indeterminada" popular en la época, lo que permitió a juntas de libertad condicional liberar delincuentes tan pronto como demostraran evidencia de rehabilitación. 

Menos de dos meses después fue arrestado al agredir a una niña de 13 años de edad, identificada en documentos de la corte como "Julie J.", que había aceptado lo que pensaba que sería un viaje a la escuela.

Una vez más, salió en libertad condicional después de cumplir dos años de una "sentencia indeterminada".

En 1977, después de su segunda salida de la cárcel, bajo el seguimiento de los oficiales de libertad condicional de Los Ángeles, le permitió viajar a la ciudad de Nueva York.

Investigadores del NYPD que analizaron los casos ahora creen que una semana después de llegar a Manhattan, Alcalá mató a Ellen Hover Jane, de veintitrés años, hija del dueño de Ciro's, un club nocturno popular de Hollywood y ahijada de Dean Martin y Sammy Davis, Jr. Sus restos fueron encontrados enterrados en los terrenos de la Rockefeller Estate en el condado de Westchester.

En 1978 Alcalá trabajó durante un breve periodo de tiempo en el Los Angeles Times, como compositor tipográfico, y fue entrevistado por los miembros del grupo de trabajo sobre el Hillside Strangler, como parte de su investigación sobre unos agresivos delincuentes sexuales activos en la ciudad.

Aunque Alcalá se descartó como El estrangulador de la colina, fue arrestado y cumplió una breve condena por posesión de marihuana.

Durante este período Alcalá convenció a cientos de hombres y mujeres que él era un fotógrafo de moda profesional de jóvenes, y los fotografió para su "portafolio".

Luego un compañero de trabajo recordó que Alcalá compartió sus fotos con compañeros de trabajo. "Pensé que era extraño, pero yo era joven, yo no sabía nada", dijo. "Cuando le pregunté por qué tomó las fotos, dijo que sus madres les pidieron que lo hiciera.

Me acuerdo que las chicas estaban desnudas". Pelisek, C (February 10, 2010): Rodney Alcala's Final Revenge. "Él dijo que era un profesional, así que pensé que estaba siendo una modelo para él" dijo una de las mujeres, que permitió a Alcalá fotografiarla en 1979. El portafolio también incluye "... extendiéndose después la propagación de [desnudos] los adolescentes," dijo ella.

La mayoría de las fotos son eróticas, y la mayoría permanecen sin identificar. La policía teme que algunos de los sujetos pudieron ser víctimas en casos adicionales.

Aparición en Dating Game

En 1978, a pesar de su condición de violador convicto y delincuente sexual registrado, Alcalá fue aceptado como concursante en The Dating Game.

Para entonces ya había matado al menos a dos mujeres en California y a otras dos en Nueva York. El anfitrión Jim Lange lo presentó como "un fotógrafo de éxito que comenzó su carrera cuando su padre lo encontró en el cuarto oscuro a la edad de 13, totalmente "desarrollado".

Entre sus pasatiempos, se encuentran practicar paracaidismo o motociclismo".

El actor Jed Mills, quien compitió contra Alcalá como "Soltero 1", más tarde lo describió como un "tipo muy extraño" con "opiniones extrañas". Él afirmó que Alcalaáno llevaba pendientes en el programa, como había afirmado durante el juicio de 2010; los pendientes aún no eran un avío socialmente aceptable para los hombres en 1978. "Nunca había visto a un hombre con un pendiente en la oreja", dijo. "Yo me habría dado cuenta de ellos".

Alcalá ganó el concurso, y una cita con la "soltera" Cheryl Bradshaw, quien posteriormente se negó a salir con él, de acuerdo con informes publicados, porque lo encontró "espeluznante".

El perfilador criminal Pat Brown señaló que Alcalá mató a Robin Samsoe y al menos a otras dos mujeres después de su aparición en Dating Game, y especuló con que el rechazo de Bradshaw podría haber sido un factor agravante.

"Uno se pregunta qué hizo en su mente", dijo Brown. "Eso es algo que no se tomaría demasiado bien. Los asesinos en serie no entienden el rechazo. Ellos piensan que algo está mal con esa chica: 'Ella me la jugó. Ella jugó a ser difícil de conseguir'".

Fallecimiento

Alcalá falleció finalmente el 24 de julio de 2021 a la edad de 77 años en la prisión de Corcoran, California por causas naturales.