Pasar al contenido principal
x

Mueren madre e hija en un trágico accidente en Etla; el culpable huyó

Tomás Martínez

 

Una joven mujer y su pequeña hija de cuatro años de edad perdieron la vida en forma trágica, al quedar prensados dentro del automóvil que conducía el enamorado de la dama.

El sujeto se dio a la fuga tras chocar en contra de una luminaria en la carretera federal 190, a unos metros del entronque de la carretera de cuota en San Pablo, Etla.

Alma Rosa G.G., de 22 años de edad, salió la mañana de ayer de su domicilio ubicado en la calle de Independencia de la población de Santo Domingo Barrio Bajo, Etla y se reunió con su enamorado, Eduardo.

A bordo de la unidad de motor Volkswagen tipo Golf de color rojo y con placas de circulación TLV-5263 del estado, Eduardo, tomó la carretera federal 190 con dirección al centro de la ciudad capital.

Luego de pasar el crucero con la entrada a la carretera de cuota 135-D, Eduardo perdió el control del automóvil, subió al camellón y se fue a impactar en contra de una luminaria en su costado del lado derecho.

El impacto fue del lado de Alma Rosa, quien llevaba a su pequeña hija Melisa Joana de cuatro años en sus brazos. Tras el choque, la niña cayó de los brazos de su mamá y quedó prensada entre los fierros y el asiento.

Avisó a mamá de su novia

“Su hija sufrió un accidente, está grave…” fueron las palabras de Eduardo al llamar a la mamá de su enamorada, Alma Rosa y se dio a la fuga del lugar.

Automovilistas que circulaban por la vía de comunicación procedieron a apoyar para tratar de rescatar a las lesionadas, pero los esfuerzos eran inútiles.

Los paramédicos de San Pablo, Etla llegaron al sitio y trataron de sacar a la lesionada por la puerta trasera, pero estaba prensada.

¿Dónde están los equipos de rescate urbano?, preguntaron en redes sociales.

Los civiles que estaban en el lugar apoyaron y con cadenas atadas a una camioneta Tacoma jalaron el automóvil y lograron liberarlo.

La mujer fue sacada sobre los asientos y en la parte trasera del automóvil y a bordo de la unidad médica de San Pablo, Etla, trasladada de emergencia al hospital general Aurelio Valdivieso.

Los rescatistas observaron que la pequeña estaba en los pies de Alma Rosa y cuando la rescataron confirmaron que estaba sin vida.

“Es mi hija, es mi hija…maldito”, eran los gritos de la señora Juana, al arribar al lugar y confirmar qué su hija Alma Rosa y su nieta Melisa eran las personas que sufrieron el accidente.

“Me llamó Eduardo para decirme que mi hija tuvo un grave accidente”, expresó. Eduardo presuntamente era el conductor de la unidad de motor y novio de Alma Rosa, ya que la dama era madre soltera.

Los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones realizaron diligencias en el lugar por el deceso de la pequeña y posteriormente fueron informaos que también Alma Rosa falleció en el hospital.

Del accidente se inició el acta penal por los delitos de homicidio, lesiones y daños culposos por tránsito de vehículo y la policía busca al presunto responsable del trágico accidente.