Pasar al contenido principal
x

Llama Arzobispo de Antequera a feligreses a ser mensajeros de la esperanza

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos llamó ayer a los católicos a seguir buscando la fuerza en el cuerpo y la sangre del Señor en la comunión para poder dar una palabra de esperanza a sus hermanos que están derrotados en la vida.


“No deje de recibir este alimento, lo necesitamos para el camino de esta vida que nos tiene que llevar hasta la casa del padre”, asentó.


Durante la homilía de la misa dominical, oficiada en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, el mitrado sostuvo que quienes reciben la comunión tienen la experiencia de sentirse amados por el Señor y sobre todo, tienen la oportunidad de vivir en una comunión fraterna y de iglesia con sus hermanos.


“Fuera de aquí, en nuestras casas, en nuestros centros de trabajo, nos están esperando para que nosotros llevemos esa comunión y seamos testigos del amor de Dios”, agregó.


De esta manera, subrayó que ahí entrarán en comunión con sus hermanos, siendo sensibles a sus sufrimientos, a sus penas, a sus dolores, a sus angustias, a sus desilusiones, a sus desencantos y de otras tantas cosas amargas en la vida.


“Usted que está lleno de Dios y alimentado de su cuerpo y de su sangre, tiene que llevar una palabra de esperanza, tiene que levantar el ánimo de los que están caídos, porque usted está fuerte, la comunión lo hace fuerte”, indicó.


Por eso, instó a los creyentes a transmitir esa fuerza y levantar el ánimo de quienes están como derrotados en la vida.


“Dígales en dónde se pueden fortalecer, que si tienen fe, busquen la fuerza que está en el alimento del cuerpo y de la sangre del Señor porque en ese alimento tenemos vida”, recalcó.


Destacó que existen muchos hermanos quienes necesitan de ayuda, porque algunos de ellos se han alejado del Señor, porque se han escandalizado por algo.


“A lo mejor, nosotros, sacerdotes, hemos sido ocasión de escándalo. A lo mejor usted, en su vivencia también en algún momento ha sido ocasión de escándalo, Tenemos que hacer algo en favor de tantas y tantas personas que también como aquellos discípulos ya no quieren estar con el Señor”, apuntó.


"No tiene para cuando"


Vázquez Villalobos resaltó que en este tiempo de tantas enfermedades, de tantas muertes y de tanto dolor, muchos hermanos han pedido con gran fe a Dios dar la salud y la vida, pero no han sabido iluminar el acontecimiento con la palabra de vida del Señor.


“Pues ahí está una labor que usted puede hacer. Ayude, para que esa persona que tal vez en el sufrimiento se alejó del Señor, vuelva a él, dígale cómo, tráigalo a la eucaristía, tráigalo a la comunión, tráigalo a ese alimento. Dios está en nosotros y es parte de nuestra vida y de nuestro cuerpo, porque nos alimentamos de su cuerpo y de su sangre”, terminó.


“Hay que seguirnos cuidando, porque esto no tiene para cuando, seguimos teniendo altos contagios y muertes. Sigamos trayendo el cubrebocas, guardando la sana distancia, lavando las manos frecuentemente y todo lo que nos han dicho que debemos hacer. Todo esto hagámoslo por amor a la vida, por amor a la vida personal y por amor a la vida de nuestros hermanos. Que Dios nos cuide, que Dios nos bendiga”, puntualizó Vázquez Villalobos.


 


“Fuera de aquí, en nuestras casas, en nuestros centros de trabajo, nos están esperando para que nosotros llevemos esa comunión y seamos testigos del amor de Dios”.


Pedro Vázquez Villalobos


Arzobispo de Oaxaca