Pasar al contenido principal
x

COVID-19 trajo ruina económica y social: obispo de la prelatura Mixe de Oaxaca

El obispo de la prelatura Mixe de María Auxiliadora, Salvador Murguía Villalobos reconoció que el coronavirus ha traído mucha ruina económica y social en los países y ha repercutido con mayor fuerza en el seno de las familias y en la conciencia de cada persona, por ello, llamó a los católicos a rezar por sus hermanos en este momento difícil por el avance de la pandemia.


“Son momentos que nos piden unidad y solidaridad de las instituciones y de las familias”, asentó.


Sin embargo, expuso que la oración es un elemento de la espiritualidad católica que acerca y hace vivir en comunión a los creyentes.


“Rezar es abrir tu alma a la persona con la que rezas. Y es una declaración de amor por la persona que tienes en tus rezos”, anotó.


Subrayó que rezar es derramar el cariño sobre quienes más quieren y sentir el cariño de quienes rezan por ello.


“Rezar por alguien y que recen por ti es mucho más que estar solo en su memoria, es la mayor aspiración que uno puede tener en la vida. Es un privilegio inmenso”, asentó.


Murguía Villalobos destacó que rezar es tener fe en la vida, en las personas, en sus amigos, en sus hijos, en sus padres y en Dios.


“Rezar es la maestría de niños y abuelos. Y es un poder que nos predispone al bien. Tener fe en Dios y rezarle a Él, es encomendarle cada uno de nuestros seres queridos y además el deseo de que quienes sufren encuentren consuelo y esperanza. Rezar es creer y ser practicante de un mundo mejor”, anotó.



Son momentos que nos piden unidad y solidaridad de las instituciones y de las familias”. Salvador Murguía Villalobos, obispo de la Prelatura Mixe