Pasar al contenido principal
x

Hospital de la Niñez en Oaxaca enfrenta la peor crisis de su historia

Nadia Altamirano

A menos de que el Gobierno del Estado o el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) inviertan recursos en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña, la atención a usuarios está en riesgo.

El área de hematología que atiende a 145 pacientes urgentes que tratan de superar algún tipo de cáncer, es donde más se resiente la falta de presupuesto. De cien claves que se requieren, entre antibióticos, medicamentos de soporte y de oncología, se carece de al menos 20.

padre alimentando a su familiar en el hospital de la niñez

 

Pagar por las deficiencias

La familia de Ketzali, una niña de dos años, considerada de nuevo ingreso por una leucemia linfoblástica aguda, requiere costear medicamentos de entre 8 mil y 15 mil pesos para que pueda superar la infección por hongos que comenzó después de dos quimioterapias.

Con Amfotericina B Liposomal, el tratamiento será por 28 días, 120 miligramos por día, pero “cada caja trae 50 mil y se requieren tres, nos cuesta 15 mil pesos”, detalló Karla Hernández, mamá de Ketzali.

Junto con su esposo Carlos, temporalmente han dejado de radicar en San Juan Atepec, pero en el municipio de San Bartolo Coyotepec donde se ubica el hospital no hay opciones para emplearse y poder pagar también la casponfungina que cuesta 8 mil pesos.

pacientes esperando fuera del hospital de la niñez

 

“Alcanza para tres dosis”, dijo con la noticia recién recibida de que además de que no hay medicamento ahora tampoco hay presupuesto para estudios especializados que se requieren fuera del hospital o incluso en la Ciudad de México o el vecino estado de Puebla.

Suspenden subrogación

Desde ayer el pago de biopsias, resonancias magnéticas, inmunofenotipo para leucemias y otros estudios en laboratorios fuera del Hospital fue cancelado porque carecen de recursos para la subrogación.

La delegada de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Erika Griselda Méndez Pérez, asegura que el director del Hospital, Salvador Luna Cruz, les informó que se carece de suficiencia presupuestal “porque los recursos federales dejaron de llegar desde inicio de año”, entre éstos el de Insabi y los fideicomisos suspendidos tras la desaparición del Seguro Popular.

“Tememos que podamos llegar a cerrar, no tenemos con qué atender a los niños porque es un hospital de alta especialidad y es el único en el estado”, por lo que desde el inicio de mes trabajan bajo protesta y este miércoles se unieron a la asamblea de 24 horas a la que convocó la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA) en todo el estado por no renovarle el contrato a dos mil 100 trabajadores.

medicamentos e insumos de hospital de la niñez

 

Despiden a 57 trabajadores eventuales

En ese hospital, entre agosto y septiembre se prescindió de los servicios de 57 trabajadores eventuales, 14 de ellos del área médica, como un cirujano oncólogo, una  rehabilitadora de terapia física, un ingeniero en biomédica, pero también de 40 enfermeras. Se trata de personal de enfermería con más de ocho años de antigüedad y con adiestramiento. 

Es sindicalizada, pero estar adscrita al área de hemato-oncología impidió que la Jefa de Enfermeras de ese servicio, Blanca Estela Díaz Santos, se sumara ayer al paro de 24 horas.

“No podemos detener el tratamiento de los pacientes, con un día que se atrasen repercute mucho en cómo va a evolucionar, nos está repercutiendo en que no tengamos medicamentos”, una situación que se agudiza con la falta de personal.

Tener que  esperar

Sin saber que el servicio en el Hospital de la Niñez únicamente atendería urgencias, Félix y Mayra viajaron desde Coatecas Altas, a 59 kilómetros de distancia que recorrieron en transporte público, para que su hijo de ocho meses tuviera su revisión médica por un problema esofágico.

Con menos paciencia, enojo e impotencia, Christian Jiménez se inconformó porque a su hijo con case tres meses y una artrogriposis, enfermedad en las articulaciones porque no tuvo el espacio suficiente en el útero de su mamá, le difieran hasta el viernes un estudio.

“La atención es muy buena, pero mi bebé no puede esperar de aquí al viernes. Nosotros no tenemos la culpa del paro ni del despido del personal”, expresó con la impotencia de necesitar el servicio en la peor crisis que experimenta este hospital

 

57 trabajadores eventuales no se les renovó el contrato

40 enfermeras

1 cirujano pediatra

1 cirujano oncólogo

1 infectólogo pediatra

1 neonatólogo del turno nocturno

3 médicos generales

1 epidemióloga

1 rehabilitadora de terapia física

1 ingeniero en biomédica

1 trabajador del área de cocina

6 trabajadoras sociales

 

“No podemos detener el tratamiento de los pacientes, con un día que se atrasen repercute mucho en cómo va a evolucionar, nos está repercutiendo en que no tengamos medicamentos”. Erika Griselda Méndez Pérez, Delegada de la Sección 35 del SNTSA