Denuncia discriminación en hospital de Huatulco, Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Cicatriz

Denuncia discriminación en hospital de Huatulco, Oaxaca

Nadia Altamirano Díaz

 

Fredy Espinoza tuvo que esperar 48 horas para que el personal del Hospital General de Subzona número 4 del IMSS en La Crucecita, Huatulco, le realizara una cirugía para extraerle el apéndice, pero lo dieron de alta 15 horas después.

Su madre, la señora María del Socorro Vargas Vázquez, denunció que al ingresar al hospital por una prueba rápida, detectaron que Fredy era positivo a SARS-CoV-2, aunque no presentaba síntomas de la enfermedad.

Desde ahí, la atención se realizó con demoras y a pesar de que mediante estudios, desde el viernes por la mañana sabían que su apéndice estaba inflamado, se negaban a realizarle la cirugía argumentando que era un riesgo por ser paciente de COVID-19.

“Decían que era mucha vuelta y trabajo porque tenían que vaciar todo el quirófano para meterlo a él y después tendrían que desinfectar todo”, narró en entrevista.

Entre la desesperación de no poder ver a su hijo y no saber si presentaba mejoras, María del Socorro decidió llamar el sábado por la mañana al 911 y denunciar lo que a su juicio era una negligencia médica.

Su llamada surtió efecto. El sábado a las 17:00 horas Fredy ingresó a quirófano, pero tuvo que esperar hasta el domingo para tener noticias de la operación y su alta repentina.

“A las 10 de la mañana me llamaron por la bocina del área de urgencias, traían la hoja de alta en la mano y me dijeron que se podía ir, no me dieron más detalles, ni una receta como tal o el nombre del doctor que lo operó, sólo había una anotación de que en diez días le retiran los puntos”, detalló.

Ya en casa, cuando María del Socorro le ayudó a Fredy a bañarse, descubrió que la incisión o corte que le hicieron en el abdomen era de 15 centímetros y de forma irregular.

“Eso está mal, se la hicieron toda fea, creo que ni un médico prácticamente hubiera hecho eso”, expresó con el temor de que por dentro haya otras anomalías que pongan en riesgo la salud de Fredy, quien es un joven de 18 años que cuenta con la seguridad social por ser estudiante de la Universidad del Mar, campus Huatulco.

María del Socorro recalcó que durante la atención, su hijo Fredy enfrentó discriminación por haber resultado positivo a COVID-19, cuando él había acudido porque el miércoles por la mañana comenzó con dolores leves en el abdomen, los cuales para el jueves ya eran insoportables.

Entre el sábado y domingo, María del Rosario trató de hablar con directivos de ese hospital, pero no había nadie que pudiera atenderle, por lo que decidió hacer público el caso de su hijo porque sabe que hay otras personas que evitan quejarse porque no saben a quién recurrir.

 

  • 48 horas esperó Fredy para la cirugía de apéndice
  • 15 horas después lo dieron de alta del hospital
  • 18 años de edad tiene el paciente