Usar transporte público, un martirio para ciudadanos de Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Usar transporte público, un martirio para ciudadanos de Oaxaca

Alexei García

Alexei García / Fotos: Archivo Noticias

“El pulpo camionero”, así se le conoce al servicio de transporte público de la entidad oaxaqueña. Ciudadanos y ciudadanas dijeron a esta casa editorial (NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca) sobre el pésimo servicio que llevan a cabo.

Ella es usuaria de una de las tantas rutas que circulan en una ciudad en donde los usuarios de bicicletas ganan paso, a punta de derechos y modificaciones en las leyes.

En medio de este panorama, ciudadanos y ciudadanas expresan su rechazo a ciertas prácticas que se llevan a cabo en las unidades del transporte público.

“Es necesario que exista la conciencia, es decir, ya no se hagan las cosas porque sí, mire, cuántos accidentes no han provocado estos sujetos que conducen, la verdad, terrible. ¿Dios los perdonará?, sólo ellos saben”, puntualizó Carmen.

Ella considera inseguro el entorno, afirmó que el trayecto de casa a su trabajo es complicado por lo que debe estar cuidando y las unidades del transporte público no representan un habitad seguro.

“Te subes, te miran, te observan de arriba a abajo, no mal. Entonces pues yo considero que debe haber mayor seguridad y un mejor trato, sobre todo un trato cordial”, puntualizó.

Pues ya no hay opción

Carmelo, entrevistado en la vía pública, aseveró que el servicio de transporte en esta capital oaxaqueña es insuficiente y deficiente. Incluso lo compara con ciertos periodos de la historia al llamarlos, decadentes.

“Son una muestra de lo que somos, de lo que nosotros aceptamos como digno para nosotros. Es decir, lo que aceptamos por el hecho de ser nosotros mismos, porque si nosotros consideramos que nuestra vida se pone en riesgo al momento de subirnos, pues a lo mejor le daríamos más importancia en este tema”, aseveró.

Esther, una señora de la tercera edad, dijo que “el respeto es la parte fundamental de la vida, entonces mientras no te pases con los demás no hay problema; pero ellos se pasan”, esto dijo.

 Hay casos rescatables

“Bueno, pero la verdad tampoco es que sufras todo el tiempo, o sea, no es dramático, simplemente puede ser mejor, porque si existe gente comprometida, pero la verdad aún falta”, comentó.

“Ustedes súbanse cualquier día y se van a dar cuenta que no es lo que ustedes piensan, es peor, debido a que no existe una cultura de respeto entre todos, un respeto colectivo, yo te respeto, tú me respetas”, nada de eso.

Josefina Fernández, una mujer de vista cansada, pero ojos grandes, aseguró que la vida es difícil, pero que siempre existe la esperanza de un mejor mañana, uno en donde ya no existan estas situaciones.

“Imagínese usted que todo fuera malo siempre, no, la verdad es que debe de cambiar el día, las emociones”, puntualizó,

“Yo lo que veo es mucho por mejorar pero poco que se aterricen las cosas, en relación a cambios significativos en la conducta, sobre todo de los choferes. Existen miles de historias, malas, buenas, uno ya no sabe, pero bueno, así es esto”, exclamó.

 Nada cambia, todo es igual

“Al final, nada cambia, todo es igual, porque nadie hace nada por el otro, solo lo hacen por sí mismos, pero, ¿cómo cree usted que eso funciona?”, dijo.

“No tenemos de otra, es decir, no hay más opción que seguir transitando en estas unidades de motor, que no son más que viejas”, finalizó.

Pasaje

8 pesos cuesta el camión

 

“Es necesario que exista la conciencia, es decir, ya no se hagan las cosas porque sí, mire, cuántos accidentes no han provocado estos sujetos que conducen, la verdad, terrible”.

Carmen, ciudadana

 

“No tenemos de otra, es decir, no hay más opción que seguir transitando en estas unidades de motor, que no son más que viejas”.

Josefina Fernández, ciudadana