Pasar al contenido principal
x

Sexoservidores en Oaxaca denuncian hostigamiento de la Policía Municipal

Citlalli López Velázquez

Sexoservidores que laboran en la calle de Las Casas, en el Centro Histórico de Oaxaca de Juárez, denunciaron ser víctimas de hostigamiento por parte de elementos de la Policía Municipal. Refieren que aun cuando cuentan con permisos para ocupar la zona, en recientes días han sido presionados para que se retiren.

Thalia Ruiz Velez precisó en entrevista para este medio informativo que se trata de los elementos de la patrulla 187 quienes presuntamente estarían ejerciendo estas acciones por órdenes de los dueños de un hotel de reciente instalación. 

“Nos han venido hostigando, no nos dejan trabajar; violentan nuestros derechos. Quizá yo sea una persona ignorante porque sólo terminé la primaria, pero con los años he conocido mis derechos y exigirlos”, indicó.

Su presencia en las calles -dijo- fue otorgada hace 27 años tras una larga lucha que cobró, incluso, la vida de una de sus compañeras. “En ese entonces nos fuimos a protestar hasta la Ciudad de México, nos entrevistaron en el programa que tenía Nino Canun. Hicimos marchas para ser tomados en cuenta. Eso fue hace 27 años”, recuerda.

Control sanitario

Explica que como requisito fundamental para ejercer el sexoservicio se deben presentar periódicamente a un control sanitario, el cual ya ha sido cubierto.

Asimismo, Thalia advirtió que quienes trabajan en la zona temen por sus vidas ya que, a su percepción, los elementos de la policía municipal buscan provocarlas para que respondan agresivamente y se justifique una detención, o que sean golpeadas.

“Eso pasó con nuestra compañera hace 27 años. Llegó la policía, nos corretearon, ella se cayó y al caer se rompió las costillas, aun así se la llevaron detenida, la golpearon y patearon en el piso. Cuando vieron que ya estaba muy mal la sacaron para que no se les fuera a morir ahí adentro. Ella murió en la calle, las costillas rotas, le perforaron un pulmón”, relató.

Apuntó que ahora no sólo se tienen que cuidar de la delincuencia, misma que “se ha triplicado con la pandemia”, ahora también se deben cuidar de la policía en la ciudad de Oaxaca.

“La policía debería estar preocupada por detener a los delincuentes y no por estarnos corriendo, que somos tres homosexuales que estamos parados ahí. Sólo a nosotras nos están hostigando”, se queja.

Para finalizar, Thalia indicó que ésta es la única fuente de empleo que tienen para sostener sus gastos. “Con esto yo le he podido ayudar a mi madre con los estudios de mis demás sobrinos”, manifestó.