Saneamiento de ríos Atoyac y Salado no interesaría a autoridades | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s):

Saneamiento de ríos Atoyac y Salado no interesaría a autoridades

Luis Ignacio Velásquez

El problema del saneamiento de los ríos Atoyac y Salado no se resolverá a corto plazo por la falta de interés de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipales, no solo de invertir en el asunto, sino porque los expertos en el tema han sido excluidos de las propuestas de solución, afirmó el ex presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Delegación Oaxaca, Felipe Palacios Sibaja.

Subrayó que las soluciones que se han propuesto no cuentan con respaldo técnico o académico, “realmente parece que más tema de campaña electoral porque se dice mucho, pero no se hace nada”.

Después de atestiguar la firma de un convenio de colaboración entre el Colegio de Ingenieros del Estado de Oaxaca y la 65 legislatura, manifestó que el plan integral para el saneamiento de los ríos Atoyac y Salado, presentado por la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), debe estar avalado por especialistas y personal técnico como los que integran el Colegio de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos, la CMIC, para garantizar que las obras e inversiones sean las apropiadas.

“El plan debería ponerse en la mesa con las diferentes entidades expertas en la materia para revisarlo, para mejorarlo y planear tanto la ejecución de las acciones y obras, como de la inversión pública que se requiere”.

Palacios Sibaja cuestionó: ¿por qué hay recursos para las campañas y no para el rescate de los ríos Atoyac y Salado, que es un problema que requiere atención inmediata?, porque no se trata solo de la contaminación del afluente sino del daño al medio ambiente de las comunidades, el deterioro de las aguas y suelos del estado y hasta del deterioro ambiental a nivel internacional, por ello se puede gestionar inversión privada y social de extranjeros.

Añadió que lamentablemente no existe la voluntad política para hacer esta apertura, porque otro problema que sufre la entidad oaxaqueña es la falta de transparencia y rendición de cuentas en la obra pública.

“Por ejemplo, la deuda que contrató el estado para realizar obra pública nadie sabe qué pasó con el recurso, porque el Libramiento Sur está como estaba desde hace años; pareciera que las obras se hacen, como se dice popularmente, para tapar el ojo al macho y justificar la salida de los recursos, pero no para resolver los problemas de los habitantes del estado”.