Pasar al contenido principal
x

Rechaza Espacio en Defensa del Maíz uso de agrotóxicos en Oaxaca

Octavio Vélez Ascencio

El Espacio Estatal en Defensa del Maíz Nativo manifestó su determinación de no usar agrotóxicos en Oaxaca y en el resto de nuestro país por los graves daños a la salud humana, así como a la flora y la fauna a la que alcanzan por la contaminación del agua.

En un pronunciamiento, difundido por la conmemoración del Día Mundial del No Uso de Plaguicidas, la alianza de organizaciones civiles y campesinas, expuso que el Congreso del Estado hizo recientemente una modificación a la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, para prohibir la producción, distribución, promoción, comercialización y venta de herbicidas con glifosato como ingrediente activo y otros agroquímicos previstos como riesgosos para la salud.

Sin embargo, subrayó que el propio Congreso del Estado hasta la fecha no ha establecido disposiciones reglamentarias para hacer posible esas disposiciones prohibitivas.

Destacó que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Agricultura, se ha encargado de promover el uso de agrotóxicos tanto Oaxaca y en el resto del país, con la entrega de paquetes tecnológicos con semillas híbridas y herbicidas.

Detalló que uno de los más utilizados en Oaxaca ha sido el conocido como gramoxone, quien tiene un componente activo llamado paraquat, un agrotóxico prohibido en Europa por su posible vínculo con la enfermedad de Parkinson.

Incluso, resaltó que algunos campesinos de las comunidades rurales de Oaxaca han utilizado este herbicida para suicidarse.

Además, observó que el gobierno federal emitió un decreto en diciembre del 2020, donde se establece la reducción gradual del uso del herbicida glifosato para dejar de usarlo definitivamente en 2024, aunque no ha dejado de hacer compras de este agrotóxico.

Sin embargo, destacó que la acción gubernamental más grave al respecto fue la cometida por el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, y la directora de Atención al Cambio Climático de esa dependencia, Sol Ortiz García, quienes durante la reciente Conferencia de las Partes (COP26), ofrecieron su apoyo a un proyecto de robotización del campo, donde se promueve el uso de transgénicos y biocidas, pasando por encima las disposiciones presidenciales para servir a los intereses de su verdadero patrón, la transnacional Monsanto-Bayer.

De esta manera, el Espacio Estatal en Defensa del Maíz Nativo de Oaxaca expresó su rechazo al uso de los agrotóxicos y a la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), por promover la privatización de las semillas campesinas y favorecer los intereses de las empresas transnacionales semilleras, que se han impuesto a los países, a través de tratados comerciales.

El más usado

Gramoxone, contiene componente activo llamado Paraquat, un agrotóxico prohibido en Europa por su posible vínculo con el Parkinson.

El riesgo

Algunos campesinos han utilizado herbicidas para suicidarse.