Productos en vinagre deliciosa tradición gastronómica de Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Productos en vinagre deliciosa tradición gastronómica de Oaxaca

Ana Lilia Pacheco

Doña Columba es la tercera generación de mujeres que elaboran antojitos oaxaqueños hechos de productos en vinagre como el piedrazo, jícama, ciruela, manzana, membrillo o de frutas, dependiendo de la temporada. 

Recuerda que su abuela, quien falleció hace unos años, comenzó a vender estos productos desde hace más de 70 años en el atrio de la iglesia de La Merced en la capital oaxaqueña, y después siguieron su mamá y ella.

Desde hace 17 años, Columba Martínez García oferta sus productos afuera de su hogar, además de incluir tejate, aguas y postres, siendo un gran ingreso para su hogar.

Piedrazo, el antojito más pedido

Doña Columba relata que en días pasados, un video en el que ella participa se viralizó en redes sociales, por lo que en su participación en la Feria de los Antojitos, fue el antojito más pedido por locales y visitantes.

“Se acercaron al puesto y me decían que querían probarlo; saber a qué sabía el piedrazo porque lo habían visto en redes sociales”, expone.

Destaca que aunque la receta original es del pan remojado en vinagre con chile y salsa, la receta ha ido avanzando hasta colocarle pan, vinagre, chile en polvo, salsa, verduras como zanahoria y papas, además de quesillo.

Incluso, afirma que hay clientes que lo piden con mayonesa y queso, por lo que algunas personas que asistieron a la feria le señalaron que esa no era la receta original.

“Algunos decían que no les gustaba el vinagre, pero a la mayoría de personas sí les gustaba, debido a que yo misma preparo el vinagre a base de piña y manzana, por lo que recibí muchas felicitaciones”, expone.

Antojito único de Valles Centrales

Doña Columba subraya que estos antojitos son únicos de los Valles Centrales, por lo que personas que venían de otras regiones quedaban sorprendidos por la combinación y sabor que tenía.

“Había personas que incluso me decían que los antojitos como el garbanzo en dulces, les recordaba a su infancia y me agradecían poder exponerlos”, menciona.

Por ello, comparte que sus antojitos han llegado hasta otras partes del país como Morelos, Nuevo León y Estados Unidos, principalmente los mangos, pues sus clientes aseguran que son antojitos difíciles de encontrar.

Incremento de ventas

La comerciante comparte que el viralizar su platillo en redes sociales, le ha ayudado en sus ventas, pero más su participación en la Feria de los Antojos, pues sus ingresos repuntaron un 95 por ciento.

Confiesa que este ingreso fue muy necesario, debido a que por la pandemia de la COVID-19 tuvieron que cerrar durante dos semanas debido al confinamiento, por lo que esta oportunidad de venta no podían desaprovecharla.

Asimismo, menciona que para no “dejar abandonados a sus fieles clientes”, su hijo está trabajando en su local en su casa.

“Mis vecinos que han venido a la feria, me reclaman que los he abandonado, por lo que mejor dejé a mi hijo ahí y yo vine a la feria”, concluye.