Pasar al contenido principal
x
Verificentro

Parados, verificentros de Oaxaca por falta de hologramas

Nadia Altamirano Díaz

 

A 14 días de que inició el 2022 los verificentros en Oaxaca están paralizados, ya que carecen del holograma para entregar a los automovilistas que como parte de los impuestos vehiculares han pagado la verificación de emisiones a la atmósfera.

“No podemos verificar, pero todos nuestros gastos, sueldos e impuestos siguen igual, tenemos abierto porque estamos en espera de que la Secretaría de Finanzas mande a hacer los hologramas y nos los entreguen”, explicó el responsable del centro de verificación de San Juan Chapultepec, Miguel Aguilar.

Aunque reconoció que en otros años se ha presentado la misma demora, indicó que en los últimos dos era cuestión de días para recibir el holograma que se le entrega al automovilista después de cumplir con la verificación vehícular del primer semestre, la cual se cobra de manera obligatoria.

La Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable autorizó a siete verificentros realizar este proceso en todo el estado, a diferencia del listado de 17 que tenía a finales de 2019. Se espera que en abril otros se activen.

 Sin tarjetas de circulación

En los módulos de la Secretaría de Movilidad (Semovi) se carece también de formatos para la expedición de tarjetas de circulación.

“En ningún módulo hay, dese usted una vuelta en febrero”, es la respuesta reiterada de empleados de Semovi a usuarios que acuden con su comprobante de pago de tres conceptos: uso, goce o aprovechamiento de placas y calcomanías de vehículos destinados al servicio privado y expedición de tarjetas de circulación porque en la tenencia vehicular hay un estímulo que exenta de pago.

Aunque el modelo de su auto de Adrián es 1992, al igual que su prima Ana Laura -que es propietaria de un sedan 2018-, le cobrarán por impuestos vehiculares mil 822 pesos.

En la línea de pago que se puede generar por internet, en ambos casos se detalla que son 884 pesos por uso, goce y aprovechamiento de placas y calcomanía de vehículos destinados al servicio particular más un impuesto de alfabetización y desarrollo social.

Por expedición de tarjeta vehicular deberá pagar 461 pesos y otros 477 por la verificación correspondiente al primer semestre del año.

“Si no hay tarjeta de circulación, para qué gasto mi dinero ahorita, mejor hasta que tengan”, opinó Adrián, quien trata de tener sus documentos vehiculares en orden.

Desde el 2019 que logró comprar su primer automóvil, el señor Leonel García acostumbra pagar a tiempo para contar con su tarjeta de circulación, ya que sale con regularidad de la ciudad, pero ayer no pudo recogerla porque no hay fecha para los módulos de Semovi cuenten con ellas.