Pasar al contenido principal
x
Armando Colín

Llama obispo de Puerto Escondido a denunciar injusticias sociales

Octavio Vélez Ascencio

 

En la conmemoración del 18 aniversario de la erección canónica de esa jurisdicción eclesial, el obispo de la Diócesis de Puerto Escondido, Florencio Armando Colín Cruz, llamó a los sacerdotes a tener muy claro su ser de profeta para anunciar la salvación y denunciar las injusticias sociales, políticas, económicas y religiosas.

El pastor religioso dijo que la diócesis cuenta con 47 sacerdotes diocesanos y 9 sacerdotes religiosos Claretianos y Operarios del Reino, quienes generosamente ofrecen su ayuda en cuatro parroquias.

Explicó que la diócesis cuenta con 7 diáconos transitorios, quienes a partir de enero pueden presentar su petición para ser ordenados en este 2022.

“Son 7 diáconos transitorios con los que el Señor nos bendice con estos hermanos que dentro de poco se agregaran al grupo de los presbíteros”, añadió.

Detalló que la diócesis tiene 17 alumnos en Teología, Filosofía y Curso Introductorio en el Seminario Pontificio de la Santa Cruz y 13 seminaristas en el Seminario Menor, estudiando en el Colegio de Bachilleres.

“También hay 4 alumnos que están en proceso en diferentes comunidades, siendo acompañados por algunos párrocos que los ayudan a animar y fortalecer su vocación y no a desanimarlos, porque en algunas ocasiones no encuentran un buen testimonio de su párroco y se van desanimando”, señaló.

Precisó que la diócesis, con 35 parroquias, creará una de ellas en Bajos de Chila.

“Cuando llegue hace casi 3 años, en una de las visitas fue a San Agustín Loxicha y le preguntaba al párroco de ese entonces, ¿hasta dónde llega tu parroquia? Y me decía, hasta donde terminan las montañas”, añadió.

Nuevo Plan Pastoral

Destacó que la diócesis está analizando el nuevo Plan Pastoral, porque muchas de sus propósitos se han detenido, como el avance de la construcción de la Santa Madre Iglesia Catedral.

 “He escuchado que ha habido mucho trabajo en hacer esos planes pastorales, que se reunían en asamblea dos veces al año para hacer esos planes, pero bajo los signos de los tiempos tenemos que actualizar ese segundo plan pastoral, porque nunca nos imaginamos que la pandemia afectara tanto”, señaló.

Convocó a los sacerdotes a aceptar con obediencia los cambios en las parroquias por ser urgentes las permutas y necesaria la renovación.

“En algunos lugares alientan a la comunidad para que vengan  a la curia y me diga que no los cambie, pero ustedes saben que nuestro caminar es así, misionero, unos años en una comunidad, y tenemos que ayudarla a prepararse a esos cambios”, indicó.

Colín Cruz pidió a los sacerdotes caminar en sinodalidad y ayudar a la consolidación de la diócesis de Puerto Escondido.

“Que en las otras diócesis digan: miren cómo van caminando los de Puerto Escondido, esa diócesis que parecía muy pequeña, pero no, la experiencia me dice que es una diócesis grandísima. Por eso le pido a Dios que nos ayude a estar unidos”, terminó.

 

47

sacerdotes diocesanos en Diócesis de Puerto Escondido