Continúan afectaciones por obras en Riberas del Río Atoyac en Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Continúan afectaciones por obras en Riberas del Río Atoyac en Oaxaca

Ana Lilia Pacheco

Ana Lilia Pacheco

SAN JACINTO AMILPAS, Oaxaca.- Desde hace dos meses, para Abril García, habitante de la colonia La República, es complicado vivir en este lugar, pues debido a los trabajos de pavimentación por el Circuito Interior que se está realizando en las Riberas del Atoyac, los camiones, taxis y vehículos pasan frente a su casa todos los días.

En consecuencia, las calles sin pavimentar se han visto más afectadas, pues se han provocado baches, así como polvo constante y un peligro para los perros de la calle y casas aledañas.

Además de esto, expone que en la zona del puente del Tecnológico el tráfico se ha duplicado, debido a que las calles siguen cerradas por los trabajos y aunque hay policías viales, estos provocan más caos.

Tráfico intenso

“Siempre ha habido tráfico en esta zona del puente del Tecnológico, pero ahora con los trabajos que se están haciendo, la fila de automóviles comienza desde la Carretera Internacional 190 y para cruzar al otro extremo, tardamos hasta 20 minutos”, expone Gerardo García, comerciante de la zona.

Señala que incluso se le hace peligroso que camiones de carga pesada circulen en el mismo lugar, pues podría haber siniestros viales por falta de maniobra o espacio.

“Hay tráileres que tienen que abarcar ambos carriles o traen carga pesada que si se cae, podría causar hasta la muerte de automovilistas; debió hacerse la obra por partes”, menciona.

Además de esto, los vecinos y comerciantes que circulan diariamente por este lugar, exponen que aunque todos los días hay policías viales, estos en vez de acelerar la circulación, provocan que el tráfico incremente.

“Hay alrededor de cuatro policías en el puente, frente al Tecnológico y provocan más tráfico porque aunque el semáforo esté en verde, ellos no permiten que circulemos y mejor lo hagan los de otro carril; y algunos vehículos se quedan en medio y ya no permiten el paso; no son necesarios en este lugar”, manifiesta un usuario de automóvil.

De igual forma, en la calle de Azcapotzalco, que se está utilizando como vía alternativa para los vehículos que van en dirección a San Jacinto Amilpas, se está provocando tráfico intenso, pues a pesar de que hay señalización que prohíbe entrada a taxis y transporte pesado, es ahí donde circulan.

“Las calles son pequeñas y vemos todos los días a camiones grandes atorándose en las esquinas y provocando tráfico y ruido porque los automovilistas se desesperan; es un caos y ya queremos que terminen la obra”, expone doña Silvia, habitante de esta calle.

Calles se llenan de baches

Doña Silvia relata que antes de que comenzaran los trabajos de pavimentación, la carretera que va a Monte Albán no tenía baches y había sido repavimentada a principios de año; no obstante, con el paso constante de vehículos de carga pesada, se han creado enormes hoyos.

“Veo cómo los carros caen en los hoyos y en la entrada también están creándose baches a pesar de que es concreto; me parece que están sumiendo la alcantarilla y todos los carros caen ahí”, menciona.

También señala que cuando llueve, se forman grandes charcos de agua, que son peligrosos para los motociclistas y que provocan que los vehículos circulen aún más lento de lo normal.

La vecina espera que cuando las obras que se están realizando por el Circuito Interior terminen, también puedan bachear las calles aledañas y no las dejen en el mal estado que se ha provocado por ser una vía alterna.

“Ojalá que cuando terminen vengan a bachear aquí porque es nuestro camino y no estaba así antes; ahora debemos tener cuidado de no caer en los hoyos y dañar los vehículos que es carísimo componerlos”, menciona.