Casa del Estudiante, una oportunidad educativa para jóvenes de Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
estudiantes_de_danza
Foto(s): Cortesía

Casa del Estudiante, una oportunidad educativa para jóvenes de Oaxaca

Ana Lilia Pacheco

 Rosidalia es originaria de la zona de Ozolotepec, en la región de la Sierra Sur, pero desde que comenzó la secundaria, hace cuatro años, su papá decidió traerla a la capital oaxaqueña debido a la falta de compromiso de los profesores en su comunidad.

Este nuevo semestre que comenzará lo hará en la preparatoria Lázaro Cárdenas del Río, que pertenece a la Casa del Estudiante Rufino Tamayo y Clara Córdova Morán, la cual ha ayudado y albergado por más de 30 años a jóvenes de las ocho regiones del estado a seguir con sus estudios y tener un espacio para vivir.

Rosario López López, responsable de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Rámirez (FNERRR) en el estado de Oaxaca y de la Casa del Estudiante Rufino Tamayo y Clara Córdova Morán, comparte que varias generaciones de profesionistas que salieron de sus comunidades, se formaron en este lugar.

Actualmente viven en este lugar alrededor de 40 estudiantes de secundaria, preparatoria y universitarios, que de acuerdo con la responsable, son originario de comunidades indígenas en las que no existen las condiciones para que estudien.

“Muchos de ellos no tienen la posibilidad de estudiar porque son muchos hermanos, no hay dinero, no hay escuela y tienen que salir, y aunque muchos salen para vivir el sueño americano, la Casa del Estudiante es una oportunidad para que no dejen de estudiar para trabajar”, asegura.

Viven de colectas

Rosario comparte que la Casa del Estudiante no cuenta con apoyo de dependencias de los tres órdenes de gobierno, por lo que constantemente realizan colectas tanto en cruceros de la capital y municipios conurbados como en el Mercado de Abasto.

Los fines de semana es común verlos vestidos con trajes regionales del estado y del país en los cruceros donde interpretan algunos bailables, los cuales forman parte de las actividades extra curriculares que tienen en la casa.

La responsable comenta que también se les brindan clases de basquetbol, danza, teatro, acondicionamiento físico, círculos de estudio, asesorías de español y matemáticas, que quizá muchos de ellos no podrían pagar sin el apoyo de su padres, por lo que aquí se los brindan de manera gratuita.

“Es por ello que necesitamos hacer las colectas, para tener recursos y cubrir estas necesidades que tienen las y los estudiantes”, asegura.

Cuatro casas en Oaxaca

Además de esta casa del estudiante, ubicada en la capital oaxaqueña, en el estado hay otras tres, ubicadas en Tlaxiaco, Pinotepa Nacional y Sierra Sur.

Además, enlista casas importantes en otros estados, ya que la federación es a nivel nacional por lo que también se encuentran en Puebla, San Luis Potosí, Estado de México y otros, que hacen un total de 300 casas.

Señala que estas casas son necesarias debido al incremento de la deserción escolar, problemas familiares y que tengan que trabajar y dejar los estudios.

“La urgencia de estas casas y creación de más es con el objetivo que tengan una oportunidad en la capital o escuelas cercanas a las casas para que puedan estudiar y culminar sus estudios”, señala.

Concursos y grandes méritos

Gracias a las actividades extra curriculares que reciben, los habitantes de la casa han acudido a diversos concursos a nivel nacional como concursos de voleibol y basquetbol.

Asimismo, en septiembre participarán en un concurso internacional de danza folclórica para mostrar los pasos que muestran a los oaxaqueños en las colectas que realizan, pero que no gustan a todos.

“Estas actividades son con la finalidad de que la gente conozca lo que hacemos y que ellos tengan la oportunidad de salir a otro estado y conozcan los centros educativos y por ello son importantes los apoyos”, asegura.

  • 30 años de que se formó la Casa del Estudiante
  • 40 estudiantes están albergados en la Casa del Estudiante
  • 300 casas hay a nivel nacional

 

Falta de recursos económicos, compromisos de profesores y de escuelas, razones por las que llegan los estudiantes a las casas del estudiante.