Aún no hay sentencia para feminicida de Estela Rojas | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Aún no hay sentencia para feminicida de Estela Rojas

Aleyda Ríos Chavela

“El 29 de noviembre de 2019 perdimos una gran parte del corazón”, expresa Elizabeth, quien desde entonces está avocada a buscar justicia para su hermana Estela Rojas Peña.

Hace un año, a partir del rastreo realizado por colectivas feministas, fue capturado Armando N. uno de los autores del asesinato de la joven. Hasta ahora no hay sentencia.

Estela fue desaparecida el 27 de noviembre de 2019. Había salido a trabajar y ya no regresó. “Después de 2 días de incertidumbre, tras la desaparición de Estela, la peor de las pesadillas se hacía realidad; nos la arrebataron, truncaron sus sueños, pusieron una etiqueta a su pequeña hija”, apuntó.

Hoy, a casi 3 años del crimen, apenas iniciará la etapa del juicio programado para el 4 de agosto. “Han sido 35 meses de lucha, mil 64 días de dolor y pérdida que si bien, no nos devolverán a Estela, sí deben garantizar que su crimen no quede impune”, apunta su familia quien demandó a las instancias involucradas aplicar todo el peso de la ley.

“Desde el primer momento se ha pedido justicia, que el crimen, catalogado como homicidio y no como feminicidio, no quede impune. Después de 19 meses y gracias al apoyo de diversos colectivos feministas de Oaxaca y Quintana Roo, encabezados por el Comité de América Latina y el Caribe para la defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM-México), Armando “N”, uno de los presuntos homicidas fue aprehendido en Playa del Carmen y está preso en el Cereso varonil de Tanivet en Tlacolula, Oaxaca”, relatan.

El otro presunto homicida, Joel “N”, fue detenido el 7 de octubre de 2020 y está en el reclusorio número 3 de Miahuatlán de Porfirio Díaz.

“No porque haya pasado mucho tiempo el dolor aminora, no dejaremos de alzar la voz, de exigir justicia, de clamar porque las autoridades hagan su trabajo y rindan cuentas a los cientos de familias y víctimas, que, como Estela, esperan que no valgan recomendaciones o “arreglos” fuera de la ley. Aquí estamos, aquí seguiremos, esperando que todo el peso de la ley caiga contra quienes, sin miramientos, han provocado tanto dolor”, apuntaron.