Pasar al contenido principal
x

Palmeadoras de Tlaxiaco buscan recuperar economía tras pandemia

Simitrio Robles Ibáñez 

HEROICA CIUDAD DE TLAXIACO, Oaxaca.- Al conmemorarse este 8 de octubre el Día de las Palmeadoras (tortilleras) en esta ciudad de Tlaxiaco, Petra Cruz González, ex presidenta e integrante de la Unión de Palmeadoras de Tlaxiaco, dijo que la pandemia por la COVID-19  ha cobrado la vida de tres integrantes de esta organización; más de 17 estuvieron graves y ya se han recuperado, pero hay que recordar que desde el inicio de esta contingencia, todas tomamos las medidas extremas de higiene y aun así alcanzó a algunas compañeras y seguimos cuidándonos.

Aclaró que cuando la pandemia inició, las autoridades municipales retiraron a las palmeadoras del centro de la ciudad, perdieron la vendimia del producto y su economía bajó al grado que muchas mujeres dedicadas a la venta de tortillas tuvieron que dedicarse a otros trabajos, pues el producto dejó de venderse; otras solo entregan el producto en algunos domicilios para medio sacar el día; otras estamos, dijo, vendiendo en nuestros propios espacios de nuestras casas productos derivados del maíz, como  tortillas, lulus, huevo escondido, machucadas,  picaditas, pozole estilo Tlaxiaco y Jalisco, elotes, tutuñis, itacates, tamales, entre otros productos artesanales alimenticios característicos de Tlaxiaco.

Agregó que "tenemos la esperanza de que cuando la pandemia pase, la Unión de Palmeadoras volverá a implementar medidas estratégicas para impulsar nuestra economía; una de estas es el encuentro del maíz criollo que veníamos celebrando año con año, en la que convivíamos con productores de Pinotepa Nacional; Tehuacán, Puebla y por consecuencia diversos lugares de nuestra región Mixteca".

Recordó que la Unión de Palmeadoras de la región Mixteca celebró en 2018 la Segunda Feria del Maíz Nativo, a la que asistieron más de cien productoras de alimentos procesados con maíz y sus derivados como el totomoxtle, la mazorca, granos de maíz, entre otros productos elaborados de manera artesanal.

Cruz González manifestó que las palmeadoras (tortilleras) de Tlaxiaco recibieron por parte de la Organización de las Naciones Unidas, para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el reconocimiento de  “elaboración y producción de la tortilla artesanal del maíz criollo”, proyecto que fue presentado en 2017, por el Colegio de Posgraduados de Tlaxiaco, al certamen convocado por la FAO, denominado “Trabajo de las mujeres rurales” que privilegia la seguridad alimentaria.

Recibimos el apoyo de nuestra comadre Lila Downs, quien en homenaje a las mujeres del maíz creó lo que ahora para nosotras es nuestro himno de batalla, el tema del “Palomo del comalito”, que nos da vitalidad por las mañanas para salir a vender nuestro producto con el amor que le ponemos las mujeres del maíz nativo.