Artesana de Oaxaca, obligada a pagar impuestos por sus obras, en AICM | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Artesana de Oaxaca, obligada a pagar impuestos por sus obras, en AICM

Israel García Reyes

Israel García Reyes

La artesana textil Ricarda García Merino, originaria de la comunidad de San Juan Colorado, Oaxaca, sufrió la retención de sus obras textiles en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tras volver de una exposición en Nueva York, ya que funcionarios del SAT la obligaron a pagar impuestos por las mismas prendas que ella elaboró en el país. 

“Ya de regreso me dio mucha tristeza y mucho coraje también porque en la aduana, como ya traía varias cositas que nos regalaron, la gente que se consideraron de nosotros, nos regalaron varias ropitas usadas, zapatos usados. Yo por el interés de ayudar a mi familia, traía todo eso en mis maletas”.

Ricarda recibió la invitación del Consulado General de México en Nueva York para presentar su trabajo en esta ciudad a fin de representar a México el 30 de agosto de 2021 en La exhibición de artesanías de mujeres oaxaqueñas en Nueva York.

Pero al regresar enfrentó la discriminación y el abuso de poder de las autoridades del Sistema de Administración Tributaria (SAT), en la aduana del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) a quienes intentó convencer de que las prendas eran suyas, que podía comprobar que ella las elabora, que les podía mostrar su credencial que la acredita como artesana, expedida por el gobierno de Oaxaca, así como la carta invitación que recibió del consulado, pero no fue escuchada.

Recordó: “Les valió, en la aduana me trataron muy mal, y pues estoy muy sentida por lo que ya ni en Nueva York me trataron así como aquí, en mi mismo México. Yo soy mexicana y siempre he participado en las expos. Soy solamente artesana”.

Lamentó que los del SAT la obligaron a pagar 3 mil 706 pesos de impuestos por ropa valorada en 950 dólares, según consta en el acuse de recibo. En caso de que ella se negara a pagar, amagaron con retener la maleta con sus trabajos. 

Además, al intentar pedir asesoría por teléfono los funcionarios del SAT la amenazaron con que “le podía ir peor” si seguía realizando llamadas telefónicas.

Abundó: “En ese momento me sentí muy triste, muy preocupada, desesperada porque me estaban cobrando. Me dijeron que si no pagaba yo, me iban a detener la maleta donde llevaba mis prendas y también las de mis compañeras artesanas”.

Ante lo que consideró atropellos, pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que intervenga para que se detengan estos abusos, malos tratos y discriminación de los funcionarios del SAT y de la aduana en el aeropuerto de la capital del país.

Finalmente, señaló que su pueblo es muy humilde y la mayoría de la gente no habla español, por lo que no tienen la posibilidad de salir de la comunidad a vender sus creaciones, por lo cual ella aprovechó la oportunidad de hacerlo, aunque su experiencia en su propio país fue de lo más desagradable.

FOTOS: Noticias MX Político/ Periódico Enfoque