Afectadas, tejateras de San Andrés Huayápam por cancelaciones de Día de Muertos

La Feria del Tejate beneficia a más de 100 mujeres en San Andrés Huayápam.

La cancelación de las ferias, el cierre de sus puntos de ventas y la desconfianza de las personas, han sido las causas para que doña Edith y más de cien mujeres que se dedican a la venta del tejate, vean afectadas sus ventas debido a la pandemia por la COVID-19.

Desde hace más de 35 años, Edith Aquino Hernández, originaria de San Andrés Huayápam, se dedica a la venta del tejate; no obstante, desde marzo tuvo que abrir un nuevo espacio en su casa para sobrevivir, ya que su principal punto de venta, ubicado en Macedonio Alcalá 806, en el Centro Histórico, cerró sus puertas desde el inicio de la contingencia sanitaria.

Comparte que ante el temor de la ciudadanía por contagiarse al tomar la “bebida de los dioses”, decidió tomar los cursos de manejo de alimentos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para tener su constancia y garantizar limpieza en sus productos.

Grandes pérdidas por cancelación de ferias

Doña Edith afirma que desde hace más de 20 años se realiza la Feria del Tejate en el municipio de San Andrés Huayápam, la cual se ha ido posicionando con los años; no obstante, este año se suspendió, causando muchas pérdidas.

Agrega que son más de cien tejateras las que participan en esta feria, mientras que la mitad va a la que se organiza en la Plaza de la Danza como parte de la Feria del Tejate y Tamal que se realiza en julio, por lo que también resultaron afectadas por la cancelación de las mismas.

“Las pérdidas fueron grandes porque en esas ferias vendíamos bastante porque llegaba mucha gente. La verdad, no sé cómo le habrán hecho mis compañeras, pero muchas vendimos en nuestras casas y nos apoyamos”, destaca.

Recuerda que antes, la feria se realizaba previo al Miércoles de Ceniza y fueron alrededor de 35 mujeres las que iniciaron esta tradición y poco a poco se integraron más participantes, además de que se cambió la fecha al Domingo de Ramos.

No incrementan ventas

La tejatera comparte que a pesar de que lleva un mes que volvió a abrir su sucursal dentro de La Cosecha, donde ha trabajado por cuatro años, las ventas siguen manteniéndose bajas, pues aunque abren de martes a domingo, solo los fines de semana aumenta la afluencia de personas.

Detalla que antes de la pandemia, de martes a viernes eran los días en los que se veía más turismo internacional, contrario a ahora que es muy poca la gente que visita este lugar, entre semana.

Mientras que los fines de semana era y es más común ver familias oaxaqueñas, pero actualmente son mucho menos los que asisten a visitar este lugar para desayunar y consumirles a todos los comerciantes oaxaqueños que tienen un local en este lugar.

“Yo dejé de venir siete meses porque cerraron y mientras, estuve vendiendo en mi casa, me imagino que las demás hicieron lo mismo. Ojalá pronto vuelvan a venir más personas para que se reactive la economía”, manifiesta.

Invierten para sobrevivir

Doña Edith señala que para tener un ingreso mientras estaba cerrada La Cosecha, abrió un local en su casa en San Andrés Huayápam donde vende comida y tejate, lo cual le ayudó bastante, pues entre los habitantes se ayudaron consumiendo.

“Nos ayudamos entre nosotros. Algunos vendían comida, otros tejate y pudimos salir adelante. Ahí mismo estuvo girando el dinero, la economía local”, afirma.

Asimismo, recuerda que ella fue una de las primeras que ofreció productos hechos de tejate como el nicuatole o las galletas hechas de tejate; esto, para poder tener un extra en sus bolsillos y lo cual todavía mantienen vendiendo.

Comparte que tanto ella como los demás comerciantes invirtieron para mejorar sus locales y ofrecer seguridad en cuanto a la salud, para que puedan venir sin arriesgarse a contagios.

“Mucha gente está con la incertidumbre de salir, pero estamos tomando las medidas sanitarias. Por ejemplo, tuve que instalar vidrios para tener una barrera entre los clientes y yo; invertimos sin tener ganancias”, abunda. 

La comerciante espera que pronto el número de contagios disminuya y que todo “regrese a la normalidad” para que tanto ella como sus compañeras puedan recuperar sus ventas y quizá pronto volver a las ferias.

¿Dónde encontrar a doña Edith?

Dirección: Macedonio Alcalá 806, Centro Histórico, dentro de La Cosecha, Oaxaca de Juárez.

Horario: Miércoles a domingo de las 9 de la mañana a 3 de la tarde.

O en El Sazón de Tía Maya en San Andrés Huayápam.

 

100

Tejateras son afectadas por la cancelación de ferias

50

Tejateras asisten a la Feria del Tejate y Tamal en la Plaza de la Danza

7

Meses llevan sin trabajar debido a la pandemia