El periodismo tiene una enorme deuda con la niñez: Lydia Cacho

40 edición de la FIL Oaxaca, 2020

Lydia Cacho, es una periodista, escritora, feminista, conferencista y activista de los derechos humanos, habló sobre los derechos de las niñas y niños, el feminismo y la violencia en México durante su charla con medios de comunicación en la 40 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO).

La periodista tendrá su participación en el programa de la FILO el lunes 19 de octubre a mediodía, donde conversará sobre los derechos de la niñez junto a Benito Taibo y Yásnaya Aguilar.

Durante el encuentro con periodistas, detalló que el confinamiento derivado de la pandemia del COVID no le está dando suficiente voz a las niñas y los niños.

Refirió que el periodismo tiene una deuda enorme con la niñez, en particular con la niñez que no vive en la capital de la República mexicana, con la no privilegiada y con la que no tiene escuela y con la niñez indígena.

Dijo que esto tiene que ver con la forma en cómo se han manejado los medios de comunicación; pero reconoce que hay reporteros que están dando esa voz a los niños y niñas.

Lamentó que el periodismo actual esté en crisis, sobre todo por los ataques directos desde la política y aseguró que la tarea de los periodistas es ser el contra poder, independientemente del actor o partido político.

“Yo me considero una mujer de izquierda y me gustaría que el país fuera gobernado por la izquierda, es un sueño que espero vivir para verlo, pero sin embargo no tenemos la libertad suficiente, sobre todo, porque México es el país más peligroso para ejercer el periodismo”

Brecha tecnológica

Sobre el modelo educativo actual, donde muchas comunidades no tienen internet o televisión, Lidya Cacho expresó que esta es una forma de discriminación “brutal”, pues se cree y declara que el hecho de que las televisoras comerciales se unan al sistema educativo mexicano va a resolver un problema que esta vinculado con la pobreza, discriminación y racismo.

“La brecha tecnológica es uno de los brazos torcidos de la pobreza y de la pobreza extrema, y es una discusión que no quiere tener un gobierno. Creo que después de esta pandemia la niñez más discriminada va a salir doblemente dañada por la carencia de acceso a las herramientas educativas y culturales”.

Vivir situaciones extremas

Sobre la violencia de género durante el confinamiento por la pandemia, la periodista opinó que esta problemática está aumentando debido a que las personas están entrando a una etapa de desesperación psicoemocional, debido a que México no está preparado para la atención de la salud mental.

“Todavía no tenemos las herramientas ni las posibilidades, ni los presupuestos para hacer un estudio verdaderamente importante sobre la salud mental de las personas que están viviendo el confinamiento, donde los niños y niñas están viviendo situaciones extremas".

Comentó que los servicios de atención a la violencia en México están limitados y los refugios se encuentran cerrados, y se están documentando cuánta violencia hay y cuánta ha aumentado.

Mujeres toman las calles

Aseguró que ya son 12 feminicidios diarios y no diez, como antes, entonces es una cuestión grave.

La también escritora y feminista consideró que el movimiento feminista en México es uno de los más importantes en America Latina junto con el chileno, “me emociona la cantidad de mujeres jóvenes que están saliendo a las calles y que la están tomando, y que están tomando decisiones y las redes diciendo lo que sienten y lo que piensan hablando de salud reproductiva desde su propio discurso”.

Expresó que el movimiento es sólido y diverso, y que se está enfrentando a una oleada que viene de un machismo que no quiere que las mujeres jóvenes hablen.

“Lo que es un hecho es que estas mujeres ya saben y se apropian de sus cuerpos y su voluntad, de su inteligencia y liderazgo”.

Opinó que la legislación es un elefante y las feministas son unas panteras, “pues mientras la pantera va corriendo entre la obscuridad y la luz, el elefante va lento”, la legislación va lenta debido al machismo estructural que se rehusa a los avances y el nulo respeto a las libertades y las mujeres sobre todo en este momento en México.

En tanto, dijo que aún se encuentra en exilio, luego de que entraran a robar a su domicilio en México.

Aseguró que Mario Marín (exgobernador de Puebla) está protegido por la delincuencia organizada y las autoridades mexicanas no han logrado detenerlo, después de más de un año de girar una orden de aprehensión en su contra.