Tacos, un manjar en peligro debido a la inflación | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
tacos
Foto(s): Cortesía

Tacos, un manjar en peligro debido a la inflación

Agencia Reforma

Debido al continuo aumento en el precio de la tortilla, en varios estados de la República se ha comenzado a vender el producto elaborado con otros ingredientes y de baja calidad.

El presidente de Grupos Unidos de Industriales de la Masa y la Tortilla del Estado de Jalisco, Arturo Javier Solano Andalón, informó el pasado 4 de agosto que, aunque no se ha registrado la venta en la entidad, sí se sabe de otras regiones en las que ya se oferta la tortilla hecha con otros ingredientes, que, incluso, pueden poner en riesgo la salud del consumidor.

Según Solano Andalón, los estados en los que se han detectado casos de venta de tortilla “pirata” son Durango, Coahuila y Sinaloa.

El presidente del Grupo de Industriales explicó que las personas que se dedican a la venta de este alimento “pirata” generalmente se encuentran en la informalidad, no pagan impuestos, se roban el agua y la luz con el fin de expender sus productos a un precio más bajo.

“Ellos abaratan el costo a base de la calidad del producto porque compran maíz directamente del campo; el maíz de campo trae impurezas, pedazos de olote, propios de la misma planta, y no toman la precaución de quitarles todas las impurezas”.

¿Cómo identificar las tortillas piratas?

Las tortillas tradicionales y por consiguiente, “originales”, se elaboran en tortillerías establecidas formalmente, que cuentan con la documentación, permisos y normas necesarios para la producción del alimento.

Para la elaboración de las tortillas se utiliza masa de maíz nixtamalizado, aunque la receta puede diferir de cada molinero y tortillero, ya que en algunos casos se agrega un poco de harina de maíz a la masa.

En cambio, las tortillas piratas son elaboradas con olotes o harina de maíz y no con maíz nixtamalizado, así como con agua que puede ser no potable y maquinaria no adecuada o sucia. Asimismo, son hechas por personas que no tienen la capacitación adecuada.

Ante esto, algunos expertos de la industria de la masa y el maíz han dado recomendaciones para identificar las tortillas “piratas” de las “originales”.

Establecimiento

Se recomienda comparar las tortillas en lugares donde se pueda ver su elaboración y las condiciones de higiene en las que trabajan, ya que las tortillas piratas no se venden en establecimientos formales, pues se reparten principalmente en taquerías y tienditas de barrio.


Precio

El costo del producto es una de las principales alertas para saber si se está comprando tortillas “originales” o “piratas”.

El precio de un kilo de tortilla ronda los 20 pesos en la Ciudad de México (CDMX), mientras que en estados como Jalisco los 22 pesos, por lo que si se vende más barato se debe de dudar de las materias primas que se utilizaron para su elaboración.

Cabe señalar que el costo baja considerablemente en tiendas de autoservicio, pues tienden a elaborarlas con harina de maíz o está subsidiada por los mismos establecimientos.


Sabor, textura y color

Generalmente las tortillas son redondas y lisas de un lado, mientras que del otro son suaves con una fina capa de masa; asimismo, las tortillas “piratas” no conservan el color amarrillo que caracterizan a las tradicionales.

Al ser un alimento con múltiples usos en los platillos mexicanos, la tortilla “original” debe ser resistente y fácil de manipular, por lo que si se rompe con facilidad, se trata de una tortilla falsa.

Los tacos, en peligro

Por otra parte, se dio a conocer que en varios estados de la república la tortilla aumentó radicalmente su precio, llegando a colocarse hasta en los 30 pesos, como se dio a conocer en redes sociales. Por ello los tacos y otros alimentos con base en la tortilla podrían verse en peligro.

Rubén Montalvo Morales, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Masa y la Tortilla alertó que durante todo el mes de agosto la tortilla incrementará su precio, el cual podrá variar con relación a la entidad federativa y la región. Lo que es un hecho, es que el alza afectará la economía de millones de familias.

Sin embargo, no sólo los consumidores directos que compran el producto para su ingesta cotidiana serán alcanzados, pues también los comerciantes dedicados a la venta de alimentos sufrirán el aumento, por lo que los alimentos elaborados con tortilla podrían subir su costo.

Por su parte, la Cámara Nacional lanzó un comunicado en contra de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) luego de que ésta emitió la recomendación para que la tortilla se venda en menos de 15 pesos el kilogramo, lo que no podría ser posible -de acuerdo a la institución- debido a que el 1° de agosto se presentó un incremento de mil 250 pesos por tonelada de harina, equivalente a un 48 por ciento más.

Además, añadió el organismo que a ese costo se le suma el incremento al precio del maíz el cual fue del 100 por ciento desde el inicio de la emergencia sanitaria por COVID-19.

“El nuevo incremento pone el costo de una tonelada de harina en 17 mil 700 pesos, por lo cual un kilo de harina con el cual producimos entre 1.7 y 1.8 kilogramos de tortilla nos costará 17.70 pesos, y producir un kilogramo de tortilla nos cuesta 9.83 pesos, únicamente de harina sin contar renta, luz, agua, gas (etcétera)”.

Asimismo, la Cámara recordó que, de acuerdo con el Banco de México, durante junio el índice de precios al consumidor subió casi en un 8%, por lo que la industria de la tortilla no queda exenta de dicha inflación.

Por esta razón, desde el primer día de agosto el precio del alimento que los mexicas llamaban tlaxkalli aumentó en varios estados del país. En Sonora, debido al aumento del costo de las materias primas para su elaboración, así como un alza en el precio del gas natural, la tortilla llegó hasta los 30 pesos.

En Guerrero, en la región de Tierra Caliente así como en la Costa Grande, dicho alimento también ascendió a los 30 pesos, mientras que en el municipio de La Unión de Isidoro Montes de Oca alcanzó los 33 pesos.

Por su parte, según el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) en donde más barata se vende es en Puebla, donde no alcanza los 15 pesos por kg. En la Zona Metropolitana del Valle de México su precio va de los 20 a los 22 pesos, mientras que en ciudades del norte, como Mexicali, Nogales y Tampico ronda los 27 pesos.

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional de la Tortilla, Homero López, reveló para MVS que el alza en el precio de la tortilla está ligado a la invasión rusa a Ucrania, así como a el control de grupos criminales sobre el cultivo de maíz.

Casos

Durango 

Coahuila

 Sinaloa