Denuncian extorsión en Mercado de Abasto de Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
mercado_de_abasto
Foto(s):

Denuncian extorsión en Mercado de Abasto de Oaxaca

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la inacción de las autoridades, las extorsiones del crimen están imparables en el País e igual afectan a empresarios y comerciantes, que a transportistas, agricultores y hasta ambulantes.

Vendedores de un tianguis de Celaya, Guanajuato, que aglutina 350 puestos, tienen que pagar de 5 mil a 8 mil pesos mensuales a los criminales para que los dejen trabajar.

"No hay salida, si no pagas te mueres", dijo un comerciante que pidió el anonimato.

En el Estado de México, conductores de diferentes rutas en Ecatepec, Coacalco, Naucalpan, Tecámac y Neza ventilaron que pagan a grupos delictivos entre 50 a 200 pesos diarios por unidad.

Si no cooperas, dijo un chofer, te amenazan con quemar las unidades o matar a los trabajadores de la ruta.

En el barrio de Tepito, en la Ciudad de México, los ambulantes pagan una cuota de 50 pesos diarios por metro cuadrado.

Aguacateros y limoneros de la región de Tierra Caliente de Michoacán revelaron que les piden de 500 a 5 mil pesos, dependiendo del volumen de sus cargas- por dejarlos comercializar sus productos desde Tepalcatepec, Aguililla, Buenavista y Apatzingán.

En la Sierra Gorda de Querétaro, organizaciones criminales piden a constructores montos que van de los 50 mil a los 200 mil pesos para permitir el desarrollo de obras, según fuentes de la delegación de la Coparmex.

En tanto, en la Central de Abastos de Oaxaca los locatarios pagan mil 500 pesos al mes, mientras que a transportistas poblanos les cobran de 200 a 500 pesos al día por entrar al municipio de San Martín Texmelucan.

El Cártel Independiente de Acapulco y "Los Rusos" exigen a taxistas del puerto guerrerense entre 100 y 200 pesos a la semana, mientras que empresarios y comerciantes del puerto deben pagar de mil a 3 mil pesos, dependiendo del giro comercial.

Según cifras de las Fiscalías estatales, de enero a mayo pasado aumentaron 28 por ciento las víctimas de extorsión en el País, comparado con el mismo periodo de 2021.

La Canaco-Servytur reportó que de octubre a diciembre del año pasado, 9.5 por ciento de los comerciantes declaró haber sido víctima de extorsión o cobro de piso, en tanto que de enero a marzo de 2022 fueron el 11.9 por ciento.

La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que el fenómeno de la extorsión no sólo está creciendo en México, sino que también está ocasionado violencia por el cobro de cuotas o "moches".

"Si no pagan les quitan el producto o golpean"

En la capital de Oaxaca, la extorsión se enfoca en el Mercado de Abasto, ubicada en la periferia de la ciudad.

Abraham, un vendedor de hortalizas, no es la única víctima.

"Aquí la mayoría pagamos piso, al que según es jefe de la plaza, que dice ser de La Familia Michoacana, el de Jalisco Nueva Generación y hasta de Sinaloa, se aparecen y van con determinados comerciantes para cobrar seguridad, para evitar asaltos, dicen", narró el comerciante.

"Me piden mil 500 mensuales, por la venta de tomate, jitomate, y algunas hortalizas.

Si ven que meto más producto, le suman más a la extorsión, por eso mando a mi familia a vender en bolsitas al centro o a las colonias", añadió.

Abraham aseguró que los polleros, carniceros y abarroteros pagan entre mil 500 y hasta 3 mil pesos.

"También los transportistas, los que vienen a dejar el producto desde la costa, Veracruz o la CDMX pagan cuotas para entrar, para dejar su producto, de lo contrario les quitan la mercancía o los golpean", dijo el hombre.

Las denuncias, explicó, de poco sirven, pues han sabido de autoridades coludidas con el crimen.

"También han sido asesinados algunos comerciantes y transportistas, elementos de seguridad privada que han tratado de evitar extorsiones a sus empresas, esto no se frena", lamentó.