Pasar al contenido principal
x

Niegan en Oaxaca acta de nacimiento de un bebé por tener dos mamás

Pareja desde hace 12 años, Gaby y Andrea decidieron ser mamás. Gestada en el vientre de Gaby, la bebé nació en diciembre del año pasado.


Así, conformadas en una familia lesbomaternal, se toparon con pared cuando acudieron al Registro Civil para registrar a su hija.


“No entendemos qué pasa, pagamos impuestos, tenemos las mismas obligaciones que las demás personas y sin embargo no respetan nuestros derechos”, expresa Andrea.


Si se compara con el caso de María del Refugio Cardona Gómez y Marlen Valenciano Morales en Aguascalientes, quienes durante cuatro años lucharon hasta lograr que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenara al Registro Civil de aquella entidad registrar a su hijo, la ruta para Andrea, abogada y Gaby, bióloga de profesión ha sido relativamente corta, pero no por eso menos discriminatoria.


Debido a la pandemia por la COVID-19, fue el 22 de octubre de este año cuando solicitaron el registro de su hija, previendo que la respuesta, basada en prejuicios, sería negativa.


A través del oficio DRC/UJ/3020/2020, fechado el 26 de octubre del  mismo año, la dependencia registral precisó que “no es procedente autorizar el registro de nacimiento de la menor, en los términos en que lo solicitan, en virtud de que no se hace referencia al origen biológico de la menor o en su caso que se acredite la imposibilidad del padre biológico para reconocer a su menor hijo, tratando de establecer de facto la afiliación de manera directa con persona distinta, lo cual va en contra del derecho a la filiación que tiene la menor y los derechos que emana del mismo”.


Esperan amparo


Para ambas, la respuesta del Registro Civil fue a todas luces discriminatoria, dado que en las parejas heterosexuales no es un requisito demostrar la filiación del bebé con quien registrará como padre.


Es así que el 22 de noviembre interpusieron un amparo que llevó a que el 3 de diciembre, a regañadientes, fueran convocadas por el Registro Civil para realizar el proceso de registro en cumplimiento a la suspensión provisional.


"Esperaremos la sentencia de la audiencia constitucional y si nos otorgan el amparo ya queda esta acta".


“En lo que cabe nos ha ido bastante bien ya que hay resoluciones de la Suprema Corte, eso es lo que nos ha favorecido. Las instituciones deberían de tomar otro criterio, no ser tan cuadrados ya en base al avance social a los derechos humanos, fundamentales, ya no debería de existir este tipo de discriminación. Independientemente de edad, religión, sexo, preferencia sexual, somos seres humanos, ciudadanas, vivimos cumpliendo nuestras obligaciones y pagando impuestos”, recalca Andrea.


Desde el punto de vista social, la familia conformada por Andrea, Gaby y ahora su hija, se desarrollan en un ambiente amoroso, sin prejuicios o señalamientos, pues con el tiempo se ha ido respetando la diversidad de las familias.