Pasar al contenido principal
x

El trabajo remoto como motor de éxito empresarial en 2023: productividad y felicidad van de la mano

Home office
Foto(s): Cortesía
Carlos Victoria

En los últimos años, el teletrabajo ha experimentado un crecimiento sin precedentes en todo el mundo. La pandemia de COVID-19 ha acelerado esta tendencia, llevando a muchas organizaciones a implementar políticas de trabajo desde casa que finalmente han venido para quedarse.

El trabajo remoto no sólo ha sido una respuesta a la crisis sanitaria, sino que también ha demostrado ser una opción que ofrece grandes ventajas tanto para las empresas como para los empleados a largo plazo.

 

Los beneficios del teletrabajo frente al trabajo presencial

 

Según un estudio realizado por la IESE Business School de Navarra en España, el trabajo remoto tiene un gran impacto sobre el medioambiente, la eficiencia de las empresas y la calidad de vida, no solo de los empleados, sino también del resto de ciudadanos. Tal y como afirma la autora y experta en teletrabajo Mireia Las Heras, las conclusiones a las que se han llegado es que gracias al trabajo remoto se puede reducir la contaminación acústica, la huella de carbono y las aglomeraciones de gente y tráfico en las horas claves. 

 

También explica cómo puede influir al mismo tiempo en la calidad de vida no solo de los trabajadores en sí, por ejemplo, aumentando el rendimiento escolar de los niños gracias a que los padres están más presentes, o distribuyendo el gasto sanitario fruto de las bajas laborales por estrés a otras áreas, ya que estas disminuyen.

El resultado del teletrabajo está siendo el aumento de la eficiencia en las empresas por diversos motivos. Al eliminar los desplazamientos diarios al lugar de trabajo, los empleados pueden aprovechar al máximo su tiempo de trabajo, lo que se traduce en una mayor productividad. Además, la flexibilidad en los horarios de trabajo permite a los empleados adaptar su jornada laboral a su estilo de vida, lo que conduce a un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Muchos empleados aseguran ser más productivos desde el hogar, ya que se eliminan interacciones que se dan en la oficina, como interrupciones, charlas con otros compañeros, etc.

 

El trabajo remoto también ha demostrado mejorar el bienestar de los empleados. Al evitar los desplazamientos diarios y las aglomeraciones en las oficinas, los empleados pueden reducir el estrés y disfrutar de más tiempo libre. Además, al tener más control sobre su entorno de trabajo, pueden crear un ambiente que se adapte mejor a sus necesidades y preferencias, lo que a su vez puede aumentar su satisfacción laboral

 

La flexibilidad que ofrece el trabajo remoto también permite a los empleados dedicar tiempo a actividades personales, como el cuidado de la familia o el desarrollo personal, lo que contribuye a su bienestar general.

 

La tecnología: la fuente del cambio

 

Cabe destacar que la tecnología ha sido un factor clave en el éxito del trabajo remoto. Las empresas han tenido que adaptarse, con herramientas de comunicación y colaboración en línea, como las videoconferencias y las plataformas de gestión de proyectos, que han permitido a los equipos mantenerse conectados y trabajar de manera efectiva, independientemente de su ubicación geográfica.

 

Además, también han adaptado los sistemas de gestión de personas y control de empleados, utilizando un software de portal del empleado optimizado en el que los empleados pueden fichar sus entradas y salidas, gestionar toda su documentación, solicitudes de vacaciones y la comunicación general con Recursos Humanos fácilmente. Este paso permite que tanto las empresas como los trabajadores puedan mejorar su eficiencia por completo, así como su comunicación mutua sin generar ningún tipo de estrés.

 

Sin embargo, es importante mencionar que el trabajo remoto también plantea desafíos y requiere una gestión efectiva por parte de las empresas. La comunicación clara, la definición de metas y objetivos claros, así como el establecimiento de pautas de trabajo remoto son fundamentales para garantizar la eficiencia y el éxito en este modelo laboral.

 

Tanto es así que muchas empresas están comenzando su transformación a remoto lentamente, empezando por un sistema de trabajo híbrido, que mezcla días presenciales de oficina con días de trabajo en casa. Un estudio del Cisco sobre el trabajo híbrido a nivel global desvela que el 78% de los encuestados cree que el trabajo híbrido y remoto ha mejorado todos los aspectos relacionados con su bienestar, mejorando así su vida personal y laboral.

 

En este mismo estudio, se afirma que el 62% de los empleados deciden si quedarse o no en un trabajo según si la empresa ofrece trabajo híbrido o remoto, por lo que es un factor determinante para captar y retener el talento.

 

En conclusión, el trabajo remoto ha demostrado ser una opción beneficiosa tanto para las empresas como para los empleados. Las empresas consiguen ahorrar en costes al no necesitar una oficina presencial y pueden ejercer el mismo control sobre los empleados gracias a sistemas tecnológicos de gestión de personas. Además, es una óptima forma de captar y retener nuevos talentos que pueden aportar más a la empresa. Los empleados, por su parte, son más felices de tener tiempo para sí mismos y poder conciliar mejor su vida diaria, lo que se traduce en unos niveles de estrés más bajos y una mayor productividad en el trabajo.

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.