Pasar al contenido principal
x

¿Qué es constancia de mayoría y por qué Sheinbaum no tiene? Mira aquí

claudia_sheinbaum_virtual_presidenta_electa
Foto(s): Cortesía
Israel García Reyes

Una de las dudas que recientemente han surgido en la población es por qué en diversos medios informativos se le llama a Claudia Sheinbaum Pardo “virtual” presidenta electa si es que el Instituto Nacional Electoral (INE) ya la reportó como ganadora de las elecciones presidenciales del pasado 2 de junio. Aquí te explicamos su situación legal.  

Es importante recordar que el pasado 9 de junio el INE concluyó la etapa de cómputo de resultados de la elección. Ahora corresponde al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolver las impugnaciones de partidos y candidatos sobre los resultados de los comicios.

Es por ello que Sheinbam Pardo no puede llamársele presidenta constitucionalmente electa hasta que el TEPJF la declare así y le entregue su constancia de mayoría.

Por tal motivo, en tanto eso no ocurra seguirá siendo “virtual” presidenta electa.

¿Qué es la constancia de mayoría?

Es el documento expedido por el presidente del Consejo Local o Distrital, según el caso, de la elección de las fórmulas de candidatos que obtuvieron la mayoría de votos conforme al cómputo y declaración de validez realizada por el propio Consejo.

Es importante aclarar que el Pleno de la Sala Superior del TEPJF es la única autoridad a quien le corresponde calificar la elección de presidente de la república y, en su caso determinar si el proceso electoral 2023-2024, se ajustó a los principios constitucionales en materia electoral.

De tal modo, aún se debe aprobar el dictamen relativo al cómputo final de la elección presidencial, declaración de validez del proceso electoral y de presidenta electa para el periodo del 1 de octubre de 2018 al 30 de septiembre de 2030, en favor de Claudia Sheinbaum, esto de acuerdo a lo establecido en las leyes generales de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) y del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral (LGSMIME).

Cómputo final

Por otra parte, el cómputo final de la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos debe elaborarse a partir de las actas de cómputo distrital levantadas por los consejeros respectivos del INE o, en su caso, de las resoluciones dictadas en los juicios de inconformidad en las que se hayan modificado los resultados originales de la elección.

A su vez, por ahora sigue corriendo el tiempo para resolver los medios impugnativos que hubieran sido presentados o sean interpuestos para controvertir los resultados de los comicios.

Asimismo, en el caso de que los recursos interpuestos sean desestimados o declarados improcedentes el TEPJF estará en condiciones de otorgar la constancia de mayoría a la candidata de la coalición “Sigamos Haciendo Historia”.

En este sentido, ya que se hayan realizado las operaciones aritméticas correspondientes, en caso de anomalías en el cómputo, se podrá concluir que la ciudadana Claudia Sheinbaum Pardo obtuvo determinado número de sufragios, que representan determinado porcentaje de la votación total.

Validez de la elección

Cabe mencionar que sólo a la Sala Superior del TEPJF le corresponde declarar la validez de la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, lo cual implica verificar que se hayan cumplido los principios constitucionales y normas legales que lo rigen, así como que se hayan observado los valores fundamentales e indispensables para considerar una elección como libre, auténtica y democrática, en este caso, la elección del pasado 2 de junio.

Es así que después de haber analizado cada una de las etapas y actos que componen el proceso electoral, la Sala Superior, en su caso deberá concluir que en todas y cada una de las etapas del proceso electoral correspondiente a la elección para renovar el cargo de Presidente o Presidenta de Méxicos prevalecieron los principios rectores de la función estatal electoral: certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad, correspondientes.

También se debieron respetar los derechos fundamentales en materia electoral: a votar y ser votado, el de acceso de las y los ciudadanos a cargos públicos en condiciones de igualdad; el de maximización de la libertad de expresión, así como el de derecho a la información en el debate público que precede a los comicios.

El TEPJF también deberá respetar los principios que son fundamento de todo ejercicio comicial democrático: el de elecciones libres, auténticas y periódicas, así como las características básicas del voto, que debe ser universal, libre, secreto y directo.

Requisitos para validar elección

Una vez que se determine que se encuentra debidamente acreditado el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad, la Sala Superior del TEPJF concluirá que, en su caso, Sheinbaum Pardo satisfizo los requisitos constitucionales previstos para ser Presidenta de los Estados Unidos Mexicanos y, por tanto, es elegible para desempeñar esa función.

Acto seguido, mediante un dictamen se ordenará notificar, en su momento, a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y por conducto del Presidente de su Mesa Directiva para el mes de septiembre próximo, a efecto de que se expida y publique el Bando Solemne referido en el artículo 74, fracción I, de Constitución federal.

Es importante aclarar que las salas regionales y Superior tienen hasta antes del próximo 23 de agosto para resolver los recursos contra resultados al Congreso y hasta el 6 de septiembre para validar la elección presidencial.

Cuando se cumpla con todos estos procesos legales el TEPJF podrá declarar como Presidenta de México a Claudia Sheinbaum, además que le entregará la constancia de mayoría.   

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.