Pasar al contenido principal
x

Día de la Desertificación y la Sequía, una fecha para reflexionar

dia _desertificación_y_sequia
Foto(s): Cortesía
Israel García Reyes

El cambio climático que ha derivado en prolongadas épocas de estiaje, aunado a la deforestación de los bosques, ocasionan un aumento en el deterioro de la tierra, hechos que vemos y sufrimos en todo el mundo.  

Nunca antes habíamos padecido como ahora las denominadas olas de calor, un efecto que nos obliga a repensar acerca de nuestra responsabilidad con el medio ambiente. Es por ello que cobra importancia el Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, próximo a conmemorarse este 17 de junio.

La fecha fue establecida por la ONU en 1995 con el objetivo de crear conciencia de la importancia que tiene para los seres humanos y el planeta abordar y dar soluciones a los problemas de desertificación y sequía.

Desertificación y sequía

La desertificación es el resultado de una permanente degradación de los suelos ocasionada por una constante desforestación de los bosques, la salinización, la falta de agua y una sobreexplotación de los acuíferos, que por lo general es producida por las distintas actividades económicas que ejecuta la humanidad.

La sequía representa un cambio o anomalía del clima que ocurre cuando los niveles del agua están muy por debajo de lo que corresponde en una determinada área geográfica, afectando considerablemente a todas las especies que crecen y se desarrollan ahí. La principal causa radica en la ausencia de precipitaciones pluviales.

La degradación de los suelos

La degradación de los suelos se produce como consecuencia de las continuas actividades humanas y que han dañado grandes áreas geográficas, lo cual ha provocado erosión, salinización, agotamiento de los acuíferos y pérdida de nutrientes de los suelos.

Las mencionadas actividades humanas tienen que ver con la minería en sus diferentes ramas, la explotación de acuíferos que ejercen refresqueras, cerveceras y otras empresas, deforestación derivada de la explotación de los bosques y el crecimiento de los asentamientos humanos. 

Es por ello que surge la necesidad de adoptar políticas de estado que ayuden a neutralizar la degradación de los suelos y donde todos los involucrados asuman el compromiso para el logro de este objetivo que garantice la conservación de todos los recursos naturales.

Este 2024 el lema para el Día de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía es: “Nuestras tierras. Nuestro futuro. Somos la #GeneraciónRestauración”  y el país anfitrión es Arabia Saudita.

Maneras de celebrar este día

Lo que cada quien puede hacer es efectuar cambios necesarios que minimicen el impacto negativo sobre los recursos naturales de nuestro planeta.

De este modo contribuiremos a cuidar, proteger y salvar la biodiversidad y la vida en nuestro planeta.

Datos sobre la desertificación

Actualmente se considera degradada hasta un 40% de la superficie terrestre.

La tierra con buen estado proporciona casi el 95% de los alimentos a las personas, proporciona trabajo y medios de subsistencia, y nos protege frente a sequías, inundaciones e incendios forestales, principalmente.

El crecimiento demográfico y unos modelos de producción y consumo insostenibles aumentan la demanda de recursos naturales. Dicha presión excesiva sobre la tierra lleva a la degradación. 

La desertificación y la sequía provocan migraciones forzosas poniendo a decenas de millones de personas cada año en riesgo de desplazamiento.

En el planeta hay hoy en día ocho mil millones de habitantes que utilizan recursos naturales como el agua y mantienen una demanda constante de alimentos.

Más de mil millones de habitantes son menores de 25 años que viven en países en desarrollo, sobre todo en regiones cuyos medios de vida dependen directamente de la tierra y los recursos naturales. 

Aquí radica la importancia de crear perspectivas de empleo para las poblaciones rurales, hecho que permitirá a los jóvenes acceder a oportunidades de trabajo y emprendimiento respetuosas con el medio ambiente.

Finalmente, necesitamos reflexionar sobre nuestro papel en la desertificación y la sequía, ya que estos problemas vulneran nuestros ecosistemas y la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras. 

 

Acciones a tomar

1.- Participa en actividades voluntarias de reforestación y restauración del medio natural de tu localidad.

2.- No circules en vehículos motorizados, bicicletas y otros medios de transporte, en caminos no autorizados ubicados en áreas verdes y de cultivo.

3.- Fomentar buenas prácticas de cultivo y de cría de animales por parte de ganaderos, agricultores y silvicultores, para no afectar las superficies naturales.

4.- No realizar barbacoas ni hogueras en lugares no autorizados.

5.- No arrojes desperdicios (basura, desechos sólidos).

6.- Respeta la legislación vigente en materia de desbroces de matorral y quema de rastrojos o pastizales.

7.- Consume productos de temporada y locales que requieran menos consumo de agua.

8.- Usa el agua de manera responsable.

 

En cifras

1995 ONU establece esta fecha

40% de la superficie terrestre degradada

8 mil millones de habitantes en el planeta

 

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.