Pasar al contenido principal
x
Para cuidar tu aguinaldo es necesario poner orden de tus ingresos y gastos, lo que te permite la planeación de tus finanzas.

¿Nunca te alcanza el aguinaldo para todos tus planes? Aquí unos tips

Israel García Reyes

Se acercan las fechas navideñas y con ellas el esperado aguinaldo, el cual es una prestación que se otorga a los trabajadores luego de un año de labores. Sin embargo, más allá del monto que te corresponde es posible que experimentes esa sensación de que nunca te alcanza, pues siempre hay pendientes, deudas, gastos de fin de año, pagos de predial y otros conceptos; festejos, convivios, viajes, cenas, intercambios de regalos, juguetes para los menores de parte de Santa Claus y, en enero, de los Reyes Magos.  

Expertos recomiendan tener control de tus gastos, de lo contrario el aguinaldo te resultará insuficiente para cubrir tus necesidades o gustos en estas fechas, pero no se trata de no gastar, sino de no hacerlo impulsivamente y menos de dar tarjetazos que después te traerán dolores de cabeza.

Ocurre que en diciembre muchas personas cuentan con ansia los días, horas y minutos para la llegada del aguinaldo y darse el gusto de comprar y agasajar a sus seres queridos tomando a este ingreso como un dinero extra. Recibir esta prestación puede provocar una sensación súbita de riqueza que invita a adquirir un auto nuevo o a darte ciertos lujos que podrían poner en riesgo tu estabilidad financiera. 

Pero una vez pasadas estas fechas sobreviene la realidad de la descapitalización, las deudas y los pagos que no se hicieron.

Por este motivo, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda “evitar las compras emocionales” y ser más racional sobre lo que vale la pena. 

Aquí se ofrecen algunas recomendaciones:

Hacer un presupuesto

Se trata de poner orden de tus ingresos y gastos, lo que te permite la planeación de tus finanzas, evitando que tu aguinaldo no caiga en gastos innecesarios o compras impulsivas. Es necesario hacer una jerarquía de necesidades, esto es, lo que más necesitas, ya sea hacer pagos de deudas, impuestos, comida y vestido. Hacer una lista te dará claridad para tomar buenas decisiones. 

Cotiza y compara precios

Una vez que tienes en mente hacer una adquisición importante compara precios en diferentes tiendas, te sorprenderás del ahorro que puedes lograr en cada artículo. No te dejes llevar por supuestas ofertas y lee las letras chiquitas.

Intercambios de regalos

Lo mejor será no participar en todos los intercambios de regalos que se te presenten, analiza cuáles son los más importantes en el ámbito personal y con ello evitarás gastos innecesarios y que tus ingresos se vayan como el agua.

Deudas de corto plazo

Se recomienda emplear una parte del aguinaldo para reducir tus adeudos como en las tarjetas de crédito, así podrás iniciar el año con menos deudas. Podrías pagar alguna deuda que genera el interés más alto o pagar por adelantado una o varias deudas pequeñas y estabilizar tu economía.

Planea tus compras 

Si decides planear tus compras con anticipación podrás lograr un ahorro importante, no te dejes llevar por la emoción de las fechas y compres todo lo que te ofrezcan, sin pensar cómo lo vas a pagar. Es bueno preguntarse si realmente necesitas aquello que deseas adquirir.

Protege tus tarjetas

Si decides pagar con tarjeta de débito o crédito, solicita que se haga la operación en la Terminal punto de venta en tu presencia, así puedes evitar que te clonen tu plástico o hacer cargos indebidos. 

También es importante conservar los tickets y comprobantes de retiro de los cajeros, así como los de las compras. Esto de dará control sobre tus finanzas y podrás hacer reclamaciones en caso de retiros ilegales a tus cuentas bancarias.

Tu aguinaldo es un logro laboral que mereces como recompensa a tu dedicación en el trabajo y se le puede sacar provecho.

FOTO: El Comercio Perú