Una temporada de "pesadilla" para los Guerreros de Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Una temporada de "pesadilla" para los Guerreros de Oaxaca

Julio León

La pesadilla de una temporada más de fracaso terminó para los Guerreros de Oaxaca, que finalizaron la campaña regular en el antepenúltimo lugar de la Zona Sur, quedando fuera de play offs por segundo año consecutivo.
El conjunto bélico finalizó con récord de 34 ganados 53 perdidos, con un Porcentaje (PCT) de .391, cerrando de manera vergonzosa, ya que fueron barridos por su “hermano mayor”, los Diablos Rojos, en la última serie del calendario regular. 


Y de sus últimos diez juegos únicamente pudieron ganar dos, siendo el pitcheo de nueva cuenta una de sus principales fragilidades, además de la mala elección de refuerzos desde el principio.
Tampoco pudieron hacer de su principal fortaleza el Estadio Eduardo Vasconcelos, ya que en casa tuvieron cifras de 23 victorias y 22 perdidos, pero sus números más negativos fueron de visitante, donde concluyeron con sólo 11 triunfos a cambio de 31 derrotas.


Dentro de los elementos que de manera individual respondieron a la afición se encuentran Carlos “El Figui” Figueroa, Gustavo Núñez, José Carlos Ureña, Orlando Piña; Samar Leyva tuvo ese gran desempeño que lo caracteriza a la ofensiva, sólo que una lesión lo alejó varias semanas de la actividad y a pesar de ello cuando retornó volvió a cumplir con esa tenacidad que lo identifica en el terreno.


Oaxaca culminó en la posición 14 de pitcheo por equipos en la LMB, con un elevado Porcentaje de Carreras Limpias (PCL) de 7.29, mientras que en bateo colectivo finalizó en el décimo sitio con .307 de PCT.
Las malas decisiones desde pretemporada, durante la cual renunció el entonces gerente deportivo, el oaxaqueño Jaime Brena, se plasmaron nuevamente en una temporada de pesadilla.

El mánager Érick Rodríguez se vio obligado a renunciar ante los malos resultados durante la campaña regular ante la falta de refuerzos competitivos para luchar por los primeros lugares de la zona; fue sustituido por Óscar Robles, pero el problema no estaba ahí.

Encima, el estadunidense Kyle Martín, quien tenía un poder descomunal con el madero y rápidamente se apoderó del liderato de jonrones y carreras producidas en la LMB, recibió la oportunidad de ser llamado por un club de Grandes Ligas y no desaprovechó ésta, por lo que dejó a la troza zapoteca tempranamente en la temporada.


El club bélico ha tratado de reivindicarse con su afición con promocionales en sus redes sociales de agradecimiento por su apoyo en la temporada y que volverán más fuertes; sin embargo, los aficionados ya han expresado cada vez en mayor medida su decepción y hartazgo con las malas decisiones y pésimos resultados y exigen una reestructuración completa y verdadera para el siguiente año.