Pasar al contenido principal
x
Obra la deriva

Obra “La deriva”, descubre los efectos del encierro por otros espacios

Carina Pérez García

Cuando crearon la obra “La deriva”, los integrantes de la compañía Trilobite Teatro, de México, en colaboración con Zig Zag Danza, de España, pensaron en los efectos del encierro, así como en presentarla en espacios alternativos a un foro; es por ello que en las dos últimas funciones de este año, la presentarán en Matamoros 404. “Es un espacio ideal para transitar la obra por todo el espacio y apropiarnos de él. Ya llevamos una semana trabajando en estas presentaciones”.

El par de funciones que ofrecerán de “La deriva”, tendrá un acceso de 40 personas por presentación. En entrevista, la actriz Rocío Tisnado compartió que la pieza tiene imágenes dinámicas que proponen un teatro físico; habló del proceso creativo de la pieza y de su reciente gira por España.

“Durante el proceso de montaje fue importante para los actores mostrar esa metáfora de la sensación de la deriva. Cuando comenzamos a pasar a escena el texto, surgió una obra con seis personajes que viven una situación límite, que los lleva a hacerse preguntas humanas y existenciales sobre varios temas, como la religión, la ciencia, el amor o temas filosóficos, lo cual damos a notar a partir de la acción y provocan muchas preguntas al espectador”. 

Y es que sí, la deriva es perderse. “La deriva no discrimina y bajo esta contingencia estamos todos”, esta es la premisa de la obra que estos días se presentará en un espacio independiente, en el centro de la ciudad. 

La puesta en escena reúne a seis personas encerradas, que viven y llevan a cabo una última celebración al compartir la cena. Las hermanas, el exmago, la científica, el soldado y la mujer religiosa son los personajes que cuentan esta historia, que pone de manifiesto qué sucede cuando alguien se arrepiente de haber renunciado a los sueños y lo descubrimos cuando ya es demasiado tarde. El espectáculo muestra una tarde en la vida de seis personajes que convergen en un espacio que puede ser cualquier espacio. 

“La deriva es el punto medio entre la crisis y el cambio de rumbo, donde no sabemos si mirarnos o es mejor no hacerlo. La deriva abrevó de las historias personales de cada uno de nosotros, relacionadas con la pandemia. Nos juntamos y decidimos hacer un concepto de la deriva, un cambio de rumbo, un nuevo comienzo, hacer la deriva en la que estaban nuestras vidas en el momento en el que inició la pandemia”, compartió Rocío Tisnado. 

Los seis actores partieron de una propuesta experimental en la que el público podrá conocer las emociones que se experimentan durante el encierro. “Es una especie de grito sobre todo lo que está pasando en el mundo”, agregó la actriz. El movimiento y el texto se mezclan en una propuesta que busca encontrar nuevas maneras de generar el intercambio de información con el público. 

Esta obra fue estrenada en septiembre de este año en La Locomotora Foro Escénico y recientemente fue presentada en España, gracias al apoyo de México en Escena, del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. La compañía Trilobite Teatro presentará estas dos últimas presentaciones en Oaxaca, antes de arrancar otra gira como parte del Circuito Nacional de las Artes, en la que visitarán Guerrero, Chiapas, Puebla y Oaxaca, con otra de sus obras: “La extraña desaparición de las luciérnagas”. 

Entretexto

“En la deriva y las pequeñas derivas, los habitantes de esta casa se sustentan los sueños los unos a los otros, sueños que no fueron, sueños inconclusos de una vida interrumpida. Extraños que por momentos son familia, amantes y acompañantes de una misma sensación de tobogán, donde la tierra y las circunstancias externas los determinan”. 

"La deriva es perderse. La deriva no discrimina, y bajo esta contingencia estamos todos"

¿Cuándo y dónde?

Miércoles 24 y jueves 25 de noviembre, a las 20:00 horas, en Matamoros 404, Centro, Oaxaca de Juárez.