Cocinera tradicional de Oaxaca es finalista en concurso nacional | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Cocinera tradicional de Oaxaca es finalista en concurso nacional

Aleyda Ríos

Fotos: Alexandro Hernandez Ortíz / Ashley Cloud 

Noemí Lopez Hernandez, o como todos la conocen, Mimí, es una mujer oaxaqueña amante de la cocina tradicional y fue seleccionada como finalistas del concurso gastronómico “¿A qué sabe la patria? 2022”, iniciativa impulsada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México. 

La receta con el nombre “Guisado para velorio en Oaxaca” quedó seleccionada junto a otros platillos del Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán, hacia la búsqueda de obtener el primer lugar.

Conoce a Mimí

“Mimí” lleva prácticamente toda su vida cocinando, desde su niñez.  Heredera de los conocimientos de su abuela, valoró la importancia de este legado y generó un fuerte amor por la cocina tradicional.

De acuerdo a lo que ella relata, desde años atrás tenía el sueño de adaptar su hogar para abrir las puertas de su cocina y dar a conocer su sazón. Y fue esto lo que la impulsó a crear lo que hoy es “Maíz” su restaurante ubicado en el municipio de Matadamas, Etla, en donde locales y visitantes buscan conocer sus platillos. 

Ahora decidió competir a nivel nacional en este concurso emitido por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) del Complejo Cultural Los Pinos y Cencalli.

En el año 2019, Noemí logró obtener el segundo lugar en el la edición tres del Encuentro de Cocineras Tradicionales de Oaxaca con la receta de “Pipián de nopales”, un platillo típico de Matadamas y que por cierto, nació a partir del trueque de alimentos que hacían los antiguos pobladores en la comunidad.

“Estoy orgullosa de ser oaxaqueña y de preservar los platillos regionales de este estado porque eso es lo que nos caracteriza, conservar nuestras raíces”, dice Mimí, quien afirma que guarda un secreto ancestral que agrega en cada una de sus comidas. 

 

¿Qué se evaluará en el concurso? 

En la  edición dos de  "¿A qué sabe mi patria?” cada finalista recreará su receta seleccionada del 30 de agosto al 3 de septiembre de este mismo año y posteriormente se darán a conocer los resultados por parte de un comité dictaminador. 

Cada cocinera y cocinero tradicional invitará a los miembros de jurado a degustar sus platillos mientras explicarán detalles sobre el proceso de preparación, los ingredientes que utilizaron, sus orígenes, sugerencia de consumo y en qué contexto o festividad se suele preparar, además de los utensilios que se emplean. 

El dato: La etapa final del concurso gastronómico “¿A qué sabe la patria? 2022” se llevará a cabo del 30 de agosto al 3 de septiembre .

Para saber: Es la primera vez que Mimí López decide participar en este concurso. 

"Guisado de velorio", un platillo ritual de Matadamas

Carina Pérez García

El “Guisado para velorio en Oaxaca” de Noemí López Hernández es la receta que llevó a la cocinera tradicional a la final de un concurso nacional ¿A qué sabe la patria? que enaltece el valor, los saberes y sabores familiares y comunitarios que se preservan en las cocinas y fogones mexicanos.

A partir del uso de ingredientes y alimentos nativos y endémicos de la gastronomía nacional esta receta destacó entre 214 más, de todo el país. La responsable de ponderar los ingredientes, sazón, preparación y el sentido ritual de este platillo es originaria del valle eteco, de Estanzuela, Soledad Etla y decidió participar en este concurso, por primera vez.

Motivada por mostrar a México los beneficios de la preservación de ingredientes locales que forman parte de la diversidad biocultural del país inscribió este platillo que sólo se prepara en los funerales. Desde hace 12 años emprendió lo que ahora ve materializado y fruto de su trabajo y el de su familia, ya que todos participan en su restaurante localizado en Matadamas, Etla. 

Un platillo ritual, preparado para el velorio

“Aquí en Matadamas el guisado de velorio o guisado de pollo se sirve como cena durante la vela de los difuntos, es decir la noche previa al entierro en el panteón. Este platillo es una tradición donde la mayoría de las cocineras solo se refieren a él como: guisado, no hace falta agregar  más para que todas reunidas en la cocina ya sepan lo que se va a preparar” comparte Mimí, quien ha sacado adelante a sus tres hijos, disfrutando del placer de cocinar.

Agrega que este guisado tiene como base el pollo y el tomate; se sirve al terminar el primer rosario del velorio, durante esa noche se rezan tres rosarios en total los cuales suelen iniciar después de las 20 horas y terminan después de la media noche. La cena se ofrece en señal de agradecimiento a los acompañantes que se dieron reunión en la casa de la familia de los dolientes.