Pasar al contenido principal
x
La escritora Anna Sólyom nació en Budapest, pero reside en Barcelona.

Conoce La filosofía detrás de los gatos de la escritora Anna Sólyom

Alejandra Carrillo Gonzalez/Agencia Reforma 

10 de septiembre 2021//  En Japón y en otras partes del mundo los cafés de gatos, o Neko cafés, se abrieron como espacios para las personas que por las circunstancias de los lugares en los que viven no pueden tener gatos o mascotas: son cafés donde habitan libremente gatos en medio de los comensales.

Este concepto es el núcleo de "Neko Café", la primera novela de la escritora Anna Sólyom nacida en Budapest pero residente de Barcelona. En la novela, Nagore, una mujer de casi 40 años, que ha regresado a su ciudad de origen después de un rompimiento amoroso, llena de deudas y de incertidumbre, busca poner su vida en orden.

Ha tenido que aceptar un trabajo que no había imaginado, atendiendo un café de gatos cuando a ella ni siquiera le gustan esos animales en particular. "Creo que todas las mascotas nos recuerdan algo importante de volver a mirar a la naturaleza tratar de ser en lugar de hacer, estamos siempre conectados con lograr varias metas o a ciertos objetivos. Creo que hay que aprender sobre el arte de ser", explicó la autora.

Además de haber estudiado filosofía, Anna Sólyom es terapeuta corporal y desde 1999 trabaja con diferentes técnicas de meditación y el así llamado mindfullness con personas con ansiedad. En esta novela tradujo varios de los consejos que da en terapia para enfrentar los tiempos vertiginosos de la modernidad y el peso de querer siempre lograr más en términos económicos y profesionales.

Como Nagore en la novela. "Cuando uno intenta salir del cajón de lo que el mundo quiere que seamos y volvemos a nuestro núcleo a preguntarnos quién soy yo, allí existe un camino para mirar a la naturaleza", contó. En la novela, conociendo a los siete gatos que habitan en este espacio, Nagore se dará cuenta de que casi todo lo que necesita para sobrellevar esta situación que parece sobrepasarla, está a su disposición.

"Lo que necesitamos a veces es recordar que tenemos ya muchos recursos y muchas herramientas que hemos aprendido a lo largo de la vida. Muchas veces cuando nos sentimos mal es difícil recordarlo". Cuando habla del libro Anna siempre pregunta a sus interlocutores si han tenido mascotas y afirma que estos son sabios maestros sobre la simplicidad de la vida.

"Yo convivo con dos gatos que fueron grandes inspiraciones, quería escribir una novela que fuera sobre el cambio, la resiliencia y hablar de cómo la proximidad de los gatos puede ayudar. Cuando niña tenía una gata muy vieja de 18 años que fue mi acompañamiento. Luego he sido una persona muy de perros, pero hace como seis años convivo con dos gatos diariamente y descubrí lo graciosos que son, el buen rollo que te dan, el acompañamiento silencioso que representan y que realmente, simplemente están allí de forma tierna que me ayuda a volver al momento presente, eso es muy importante", dijo la autora.